El 16 de junio se llevaron a cabo dos registros domiciliarios en el mismo bloque de viviendas en los que los agentes incautaron drogas y dinero en efectivo, entre otras cosas - GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil de Caspe ha detenido a dos personas, un hombre y una mujer, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y la autoridad judicial ha decretado la entrada en prisión de Zuera del varón.

Este mismo hombre ya fue detenido el pasado 5 de mayo junto con otras dos personas más como presuntas autoras de un delito contra la salud pública también por tráfico de drogas. Tras esta detención, los especialistas de la Policía Judicial-Roca de Caspe se percataron de que alguno de los implicados seguía llevando a cabo esta misma actividad ilícita.

Finalmente, la Guardia Civil obtuvo la identidad de dos personas que vivían ilegalmente en una vivienda de la Ciudad de Caspe y que se estarían dedicando la venta de drogas. Una de ellas coincidía con este varón, detenido en el operativo del pasado mes de mayo.

El 16 de junio se llevaron a cabo dos registros domiciliarios en el mismo bloque de viviendas en los que los agentes incautaron 25 gramos de hachís, 4 gramos de cocaína, 452 gramos de marihuana, una báscula de precisión, diversas herramientas de construcción, varios relojes de alta gama y 690 euros en efectivo.

Por estos hechos este hombre y una mujer, de 32 y 35 años, respectivamente, y de nacionalidad marroquí, han sido detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. Ambos han pasado a disposición judicial, que ha decretado el ingreso en el Centro Penitenciario de Zuera del varón.

La investigación continúa abierta y se estudia la procedencia
tanto de las herramientas como de los relojes de alta gama que fueron intervenidos.

Detenido con 2 kilos de marihuana

Por otra parte, en la tarde del 19 de junio, agentes de la Guardia Civil de Tráfico pararon en el término municipal de Caspe a un vehículo que circulaba con las placas de la matrícula desgastadas y cuyo conductor no tenía el permiso de conducir.

Durante la revisión del interior del vehículo, se localizaron en el interior del maletero dos cajas de cartón que contenían más de dos kilos de marihuana.

El conductor le contó a la policía que el automóvil lo había alquilado a otra persona por 50 euros y que un amigo de esta le había solicitado que fuera a Maella a buscar unas pertenencias para
trasladarlas a Zaragoza y que por ello le pagaría 500 euros.

Por estos hechos, este varón de 28 años y vecino de Zaragoza, ha sido detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. Este lunes pasó a disposición judicial, aunque la investigación sigue abierta, ya que no se descartan nuevas detenciones.