Adif comienza este lunes, 1 de agosto, a ejecutar importantes actuaciones de modernización de la línea Zaragoza-Huesca-Canfranc, una infraestructura que permitirá potenciar el transporte ferroviario entre las capitales provinciales zaragozana y oscenes con el Pirineo aragonés.

Entre los proyectos destaca la renovación integral de vía en el tramo Plasencia del Monte-Ayerbe, a la que se destinarán 19,1 millones de euros de inversión, incluyendo los materiales. Esta actuación supone la primera fase para el impulso del Plan de Mejora y Adaptación al Tráfico Internacional de la línea Huesca-Canfranc, han informado desde Adif.

En el plan, que permite seguir potenciando las actuaciones para la reapertura de la línea Zaragoza-Canfranc-Pau y garantizar su interoperabilidad, también se incluyen las intervenciones, ya licitadas, de mejora integral de los tramos Jaca-Canfranc, por un importe de 37,7 millones de euros, y Ayerbe-Caldearenas, con una aportación de 47,9 millones de euros, incluyendo materiales en ambos tramos.

Además, se realizarán las obras de la primera fase del acondicionamiento del terreno en el ramal de Huesca de la línea de Alta Velocidad Madrid-Zaragoza-Barcelona, en unos 9 kilómetros en el entorno de Zuera, con una inversión superior a 14 millones de euros.

MEJORES PRESTACIONES PARA LA EXPLOTACIÓN FERROVIARIA

El conjunto de las tres actuaciones en la línea Huesca-Canfranc permitirá suprimir varias limitaciones de velocidad, y mejorar el armamento de vía y el trazado, lo que permitirá elevar las velocidades máximas de circulación. Todo ello, optimizando los radios de curva para alcanzar una velocidad sostenible acorde con la orografía y las características y limitaciones del trazado, que está condicionado al discurrir por una zona especialmente montañosa y con una gran cantidad de túneles y puentes metálicos.

Asimismo, estas acciones permitirán mejorar la regularidad de las circulaciones y dotar de mayor fiabilidad, disponibilidad y eficiencia a la nueva superestructura, reduciendo las necesidades de mantenimiento y la probabilidad de incidencias imputables a la infraestructura e instalaciones ferroviarias

MODERNIZACIÓN ENTRE PLASENCIA DEL MONTE Y AYERBE

La iniciativa contempla la renovación de vía en una longitud de 20,7 kilómetros, entre los puntos kilométricos 14,550 y 35,250, y se acometerán mejoras en el trazado mediante la introducción de curvas de transición, lo que permitirá elevar la velocidad en el trayecto, considerando el tráfico mixto de la línea. En la estación de Ayerbe se renovarán los desvíos existentes, con la instalación de nuevos aparatos.

Igualmente, se modernizarán las instalaciones de drenaje, tanto longitudinal, con la ejecución de cunetas de fábrica y muros cuneta, como transversal. En este sentido, se ha proyectado la sustitución de 30 obras de drenaje y su sustitución por otras con una altura mínima de 80 centímetros. También se construirán cinco nuevas y se mantendrán otras 12.

Otras actuaciones que se llevarán a cabo son el tratamiento de los terraplenes situados en el entorno de los puntos kilométricos 26,850; 30,000; y 30,800, para aumentar capacidad portante y proteger de trincheras en el trayecto.

Por último, se consolidará el edificio de la antigua estación de Bifurcación Turuñana, se adaptarán los andenes de las estaciones de Ayerbe y Plasencia del Monte, se renovará el pavimento de los pasos a nivel en el tramo y se aumentará la protección de los pasos superiores.

ACTUACIONES PREVENTIVAS EN EL ÁMBITO DE ZUERA

En el entorno de Zuera, se desarrollarán las obras de la primera fase del acondicionamiento del terreno en el ramal de Huesca de la línea de Alta Velocidad Madrid-Zaragoza-Barcelona, en un tramo de nueve kilómetros, con una inversión de más de 14 millones de euros.

Los trabajos previos se han iniciado durante el mes de junio, integrando obras de mejora del terreno bajo la plataforma de las vías, con el objetivo de mejorar su consolidación y evitar futuras afecciones sobre la infraestructura ferroviaria. De este modo, se evitarán posibles anomalías aumentando la capacidad portante del terreno de cimentación.

Las actuaciones que se llevarán a cabo son las siguientes: Mejoras de drenaje en 2 kilómetros, para lo que se ejecutará una cuneta y una bajante en la vaguada que queda entre los dos terraplenes de ambas vías; se instalarán tubos horizontalmente en los taludes para evacuar el agua que se infiltra en el terreno.

Se consolidará la plataforma mediante inyecciones de mortero seco y se reforzará mediante geocompuesto –materiales sintéticos usados para mejorar el drenaje en diversas superficies–, que se instalará bajo el balasto, en los tramos donde el terreno es menos compacto.

Así como la instrumentación de la vía en un tramo de 400 metros, mediante aparatos que permiten monitorizar el estado de la vía, en tiempo real y a distancia.

PLAN ALTERNATIVO DE TRANSPORTE

Las operaciones que se ejecutarán en el ámbito de la plataforma ferroviaria son incompatibles con el mantenimiento de la circulación, por lo que Adif –coordinada con las operadoras–, ha planificado la interrupción del tráfico de trenes, con el objetivo de reducir al máximo las afectaciones.

Entre el 1 de agosto y el 16 de noviembre, se interrumpirá la circulación en el trayecto Hoya de Huesca-Ayerbe, mientras que entre el 1 y el 31 de agosto se verá afectado el tráfico ferroviario en el tramo Villanueva de Gállego-Zuera-Almudévar. En este último caso, con la interrupción, se pretende minimizar la afectación sobre el tráfico de mercancías. Estas actuaciones van a ser financiadas por la Unión Europea – NextGenerationEU