Algunos partidos políticos proponen la apertura «inmediata» de la hostelería en Aragón y que se indemnice a los propietarios

El portavoz de VOX en las Cortes de Aragón, Santiago Morón - EUROPA PRESS

El grupo parlamentario de VOX en las Cortes de Aragón ha registrado una proposición no de ley, que se tramitará en sesión plenaria, en la que solicita «la apertura inmediata» de todos los establecimientos hosteleros y que se indemnice a los titulares «por la pérdida de ingresos que han sufrido».

«No se puede seguir demonizando a un sector que ha puesto todo de su parte para intentar luchar contra la pandemia», ha afirmado el portavoz, Santiago Morón, este martes en rueda de prensa.

Se ha remitido a la Confederación Empresarial de Hostelería de España para afirmar que este sector genera el 8,3 por ciento del PIB de la Comunidad Autónoma y que en 2019 dio trabajo a más de 40.000 personas.

Santiago Morón ha recordado que en varias ocasiones ha planteado que las restricciones planteadas por el Gobierno de Aragón «no son las apropiadas desde el punto de vista sanitario» y que, en este caso, «han convertido al sector en pagano de la crisis sanitaria».

Además, «se ha achacado al sector el incremento de la incidencia del coronavirus cuando el ocio nocturno lleva un año cerrado y difícilmente puede contribuir a ese aumento de la incidencia».

Ha dejado claro que las fiestas clandestinas no son de la hostelería, que es un sector «legal, regulado» y cuyos propietarios han realizado en muchos casos «fuertes inversiones para poder estar acorde con la situación y han tenido periodos en los que no han podido tener ingresos de ningún tipo». Ha calculado que la pérdida de facturación es del 50 por ciento, en el caso de las comarcas altoaragonesas del 70 por ciento, «una ruina».

«Han tenido unos costes que no han podido recuperar y ahora tienen que pagar los créditos pendientes para mantener a flote estos establecimientos», ha continuado Morón, quien ha precisado que VOX no quiere «barra libre para cualquier actividad».

Santiago Morón ha recordado que algunos hosteleros han recurrido a los tribunales y que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ya estableció –el 9 de febrero– que las restricciones del Gobierno Vasco a la hostelería eran «injustas» ante «la falta de una evidencia clara» entre la actividad del sector y la incidencia de la COVID-19, una situación «extrapolable a Aragón y muchas otras partes de España».

«No tiene sentido que se esté hablando de que el incremento de casos después de Navidad se deba a los agrupamientos familiares y que, por otro lado, las consecuencias las paguen los hosteleros».

Se ha preguntado «qué sentido tiene agravar las medidas restrictivas en la hostelería, que no han sido los causantes», mientras en Madrid o Barcelona «los metros van hasta arriba de gente y eso parece que no contagia».

Morón ha exigido que las medidas sanitarias se tomen «claramente en base a una serie de criterios científicos, no a hipótesis que con el tiempo se está viendo que son incorrectas, más cuando esos posicionamientos han llevado a la ruina a muchas personas que decidieron invertir sus ahorros en montar un negocio».

E.P