Aragón acoge por el momento a un total de 38 refugiados afganos

Varias personas repatriadas a su llegada a la Base Aérea de Torrejón tras bajarse del séptimo avión procedente de Afganistán. Jesús Hellín - Europa Press

La Comunidad Autónoma de Aragón ha acogido hasta este miércoles, 25 de agosto, a un total de 38 refugiados procedentes de Afganistán. La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Ejecutivo aragonés, María Victoria Broto, ha recalcado que la mayoría son familias.

En declaraciones a los medios de comunicación, Broto ha señalado que las personas que vienen a España desde Afganistán «ya han tenido alguna relación a través del trabajo» con la Administración española, al menos algunos miembros de cada familia. «Hace falta que les dejen salir de su país», ha observado, indicando que el Gobierno de España ha hecho esa labor «muy bien».

«Nosotros les recibiremos», ha continuado María Victoria Broto, explicando que el Ejecutivo central «tiene que planificar y decidir», a lo que ha añadido que si Aragón es la cuarta región que más refugiados afganos recibe es por la voluntad del Gobierno autonómico y, especialmente, por «el buen trabajo que hacen las entidades» que los acogen, «que tienen la confianza del Gobierno de España porque siempre han trabajado muy bien».

La titular de Ciudadanía ha animado a ponerse en la piel de «alguien que ha dejado su país en una situación grave, casi de barbarie, y ha decidido organizar su vida en otro país», insistiendo en que el Gobierno de Aragón está «encantado de que vengan».

También ha manifestado que el Ejecutivo regional quiere que «puedan sentirse como ciudadanos aragoneses» y que se les va a ayudar en la primera fase, de acogida, para «poco a poco lograr que sean autónomos e integrarse en la sociedad», recordando que Aragón «necesita población».

«Estas personas necesitan apoyo cuando llegan, vienen de una situación gravísima, han dejado su país con tristeza» y sufren «mucha vulnerabilidad», por lo que lo primero «es entenderlos, apoyarlos e ir pensando qué actividades llevar a cabo», como enseñarles español, escolarizar y darles la tarjeta sanitaria.

María Victoria Broto ha expresado que el Gobierno de Javier Lambán «ha tenido el tema de los refugiados muy claro» desde que en 2016 puso en marcha el primer protocolo de recepción. En el último año, han llegado a Aragón 323 personas refugiadas de todo el mundo, la mayoría hombres solos.

«A la sociedad occidental debe avergonzarnos la situación de pérdida de libertades, sobre todo para las mujeres», por lo que todo el apoyo que se les pueda dar «es importante», ha concluido.