Aragón anuncia una inversión de 10 millones en el Parque de Ordesa y Monte Perdido

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. - GOBIERNO DE ARAGÓN

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido va a recibir 10 millones de euros procedentes de de los Fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) del Gobierno de España. De ellos, seis millones serán ejecutados directamente por la Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, que los dedicará a la adecuación y ampliación de los accesos para los visitantes y a medidas de conservación de la biodiversidad.

Así lo ha explicado este martes el director general de Medio Natural y Gestión Forestal, Diego Bayona, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado de la directora del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Elena Villagrasa.

Junto a esos seis millones de gestión directa por la Comunidad, el parque contará con una inversión directa de 3,3 millones de euros a través del Organismo de Parques Naturales que «ya se están ejecutando en la construcción del futuro Centro de Visitantes de Escalona», ha informado Bayona, quien ha recordado también «los 900.000 euros destinados recientemente a Ordesa como Reserva de la Biosfera».

Para Bayona, «estos fondos son una oportunidad histórica para dar un giro total a una política medioambiental que lleva años estancada, apostar por la salud de la naturaleza y del ser humano, desarrollar las sinergias hombre-naturaleza y hacer de nuestros espacios naturales un emblema de Aragón».

La Comunidad dedicará la parte principal de sus fondos a la «construcción y mejora de los accesos del Parque a los visitantes y al seguimiento ecológico de especies protegidas y restauración de hábitats«, con un total de 3,7 millones de euros, ha precisado Bayona.

APARCAMIENTOS

Entre las actuaciones para la mejora de accesos destacan «la reforma del puente de Pineta y su zona de parquin, un nuevo aparcamiento en el sector de Escuaín y la redacción de nuevos proyectos donde dejar el coche en las zonas de Fanlo, Tella y Revilla», ha detallado el director general.

Además, dentro de este apartado se llevarán a cabo algunas acciones menores, destinadas igualmente a mejorar la acogida de los visitantes y su experiencia en el Parque, como algunas rehabilitaciones en los centros de visitantes, aseos, o mejora de aparcamientos ya existentes.

Todas estas medidas están encaminadas a «organizar el uso público del mismo con la finalidad de reducir el impacto ambiental del turismo» en este espacio natural, ha estimado Bayona.

En cuanto a la conservación de la biodiversidad se van a llevar a cabo diferentes planes, para los que, según ha especificado la directora del Parque de Ordesa y Monte Perdido, el espacio cuenta «con una importante partida de 1,2 millones de euros destinada al seguimiento ecológico de especies protegidas».

Entre estos proyectos destaca el de conservación de la rana pirenaica, declarada en peligro de extinción, que contará con «un espacio de investigación y en torno a la cual también está previsto con un centro de interpretación en Broto», ha adelantado Villagrasa.