Aragón apuesta por «incentivar» a los esquiadores para amortiguar unas pérdidas cercanas al 40% en el sector de la nieve

Una de las estaciones de esquí del grupo Aramón SALUD ESPAÑA EUROPA ARAGÓN DEPORTES ECONOMIA TURISMO URBANO SOCIEDAD ARAMÓN

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha apostado este lunes por «incentivar» a los esquiadores para que visiten las estaciones de esquí del Pirineo aragonés y la comarca turolense de Gúdar-Javalambre en las próximas semanas.

Entre otras propuestas, Javier Lambán ha abogado por «recuperar viejas fórmulas para incentivar la presencia de esquiadores» y así «tratar de compensar, en la medida de lo posible, los perjuicios que pueda ocasionar el cierre actual, todo de acuerdo con los afectados y las Administraciones, que han demostrado una excelente voluntad de colaborar y ponerse de acuerdo para que las ayudas resulten lo más efectivas posible». Las pérdidas se cifran en este sector entre el 35-40% a causa de la pandemia.

Se ha reunido, junto con el vicepresidente, Arturo Aliaga, con representantes de las comarcas del esquí y de las empresas del sector en el Edificio Pignatelli. En concreto, han participado representantes de Jacetania, Sobrarbe, Alto Gállego, Ribagorza y Gúdar-Javalambre, quienes han coincidido en destacar la buena sintonía y voluntad de acercar posiciones en la búsqueda de soluciones.

En rueda de prensa, Lambán ha dicho que, a partir del 2 de enero, Aliaga dialogará con representantes de la hostelería y el turismo, mientras que la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, reanudará las conversaciones con las Diputaciones Provinciales, Comarcas y Ayuntamientos.

Además, el presidente aragonés hablará con el presidente valenciano, Ximo Puig, para intentar abrir «un corredor sanitario seguro» y canalizar así el tránsito de turistas hacia Aragón, ha dicho el presidente aragonés, cuyo deseo es «abrir cuanto antes el tránsito por la Comunidad, lo cual sería una excelente noticia; en el caso de Gúdar y Javalambre lo deseable para ellos es que se abra Valencia», aunque no cree que el Ejecutivo valenciano sea favorable «todavía».

NADIE ATRÁS

El Gobierno de Lambán continuará con las medidas aprobadas en 2020 para apoyar la hostelería y el turismo, ha dicho el presidente, incluyendo el sector de la nieve «revisando su contenido y pensando en que, a lo mejor, pueden ser más útiles los bonos de comercio o turismo que las ayudas directas para «no dejar a nadie atrás, desamparado».

Las partidas previstas para el sector son las ya contempladas en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2021, que se aprobarán este miércoles, y «también se podrán destinar algunos recursos» de los fondos europeos React-UE «siempre y cuando sea necesario», más cuando al no conocer con precisión el impacto económico del cierre de las estaciones, el Gobierno no puede saber aún con qué volumen de ayudas debe responder. El Ejecutivo de Lambán comunicará al central las demandas de los empresarios y comarcas de la nieve.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha destacado la «sensibilidad» del Gobierno regional con el sector de la nieve, tanto con las empresas como con los trabajadores. Se trata de que los afectados y todas las Administraciones compartan la respuesta que dé el Ejecutivo regional a los problemas causados por las restricciones, ha planteado, añadiendo que «tenemos un diagnóstico bastante claro de la situación, a falta de saber cuánto tiempo va a durar el cierre».

PLAN DE CHOQUE NACIONAL

Por su parte, el vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, titular de las competencias de comercio y turismo, ha señalado que «hay que leer detenidamente» el Plan de Choque que este lunes presenta el Gobierno de España a las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial de Turismo porque «hay medidas que les pueden resultar muy útiles».

Ha puesto de ejemplo que los arrendatarios de locales podrán solicitar al arrendador, si tiene más de 10 propiedades de este tipo, un descuento del 50 por ciento de la renta que paguen o aplazar el pago de la misma. Además, si el arrendador hace descuentos, se los podrá desgravar de los impuestos, lo que tendrá «un enorme efecto».

Otra medida es la ampliación del plazo de amortización de los créditos ICO y se abrirá una nueva línea de crédito con una garantía de hasta el 90 por ciento de la cantidad avalada por el ICO, hasta un total de 500 millones de euros para todas las solicitudes en el conjunto de España, para facilitar la concesión de créditos a los empresarios de turismo y comercio.

También se podrán aplazar deudas tributarias y, en el sistema pago de módulos, los autónomos se podrán desgravar hasta el 20 por ciento de los gastos generales, todas ayudas indirectas «de gran calado», ha resaltado Aliaga. Asimismo, se podrá aplazar el pago de cotizaciones a la Seguridad Social y se prorrogará el descuento de las cotizaciones por fijos discontinuos. «Son cuestiones muy técnicas, pero a los pequeños negocios les va a resultar muy útil», ha aseverado el vicepresidente.

En el ámbito de la Comunidad Autónoma, el Departamento de Industria ya ha registrado 472 expedientes de solicitudes de ayudas directas, que se complementan con las -ya agotadas— ayudas por seis millones del plan de choque del Turismo aprobado el verano pasado.

Arturo Aliaga ha recordado que en los Presupuestos de 2021 hay cuatro ejes de trabajo: mantener el apoyo a las empresas turísticas; crear una partida de bonos turísticos a negociar con empresas y otras Administraciones; habrá una línea de ayudas para la incorporación de medidas de seguridad sanitaria en los locales y continuarán las ayudas a la promoción turística.

DESASOSIEGO

El presidente de la Comarca de la Ribagorza, Marcel Iglesias, ha afirmado que el impacto del cierre de las estaciones de esquí sobre las comarcas afectadas «es como si la automoción estuviese cerrada en Zaragoza», de ahí la «sensación de desasosiego e incertidumbre que tienen miles de familias, autónomos y empresarios del Pirineo aragonés».

La dependencia respecto del turismo es «muy fuerte» y desde el inicio de la temporada el sector ha perdido entre el 35 y 40 por ciento de su facturación, ha apuntado.

«Lo ideal sería que mañana mismo pudiesen estar abiertos los límites» provinciales y regionales para atraer a los turistas, pero «todos comprendemos que la situación sanitaria es lo importante y tenemos que ser empáticos con las personas que toman las decisiones porque son difíciles y complicadas».

También ha expresado que «ya se ha perdido mucho» de la temporada y que las Comarcas están dispuestas a «afinar y mejorar» las medidas de apoyo al sector «para que las empresas no se vean desprotegidas y abocadas al cierre».

«Tenemos que ver primero qué pasa con la situación sanitaria», ha continuado Iglesias, quien ha recomendado crear «bonos para incentivar el sector turístico dentro de la Comunidad», puntualizando que solo abriendo los límites provinciales se palia «un poco» el impacto, sin acercarse a la normalidad de otros años.

También ha propuesto concretar medidas ya implementadas como la renuncia a parte de los ingresos por parte de las Comarcas y a incluir a los trabajadores del sector en los planes locales de empleo.

EL DÍA DESPUÉS

Por último, el presidente de la Asociación Empresarial de Gúdar y Javalambre, Juan Carlos Escuder, ha apostado por preparar «el día después» y ha confiado en poder abrir los límites de la Comunidad y las provincias tras las Navidades.

Abrir los límites provinciales «no va a aportar gran cosa» en el caso de Gúdar-Javalambre porque la mayor parte de los turistas provienen de la vecina Comunidad Valenciana y otras regiones, ha opinado Escuder.

EP