Aragón aumentó su mortalidad un 22,7% durante la pandemia (un 5% más que la media nacional)

Cementerio de Torrero, en Zaragoza. - EUROPA PRESS

Aragón ha aumentado su mortalidad en un 22,47 por ciento en 2020, respecto al año anterior, según los datos facilitados por la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef). En concreto el pasado ejercicio han perdido la vida 16.680 personas –2.620 por coronavirus, entre febrero y diciembre de 2020, según cifras del Gobierno de Aragón–, mientras que en 2019 lo hicieron 13.620.

Se trata de la quinta comunidad autónoma española donde más se ha incrementado el número de defunciones, solo por detrás de la Comunidad de Madrid, en la que ha crecido un 41,17 por ciento el número de fallecimientos, Castilla y La Mancha –32,33 por ciento, Castilla y León –25,97– y Cataluña –23,45 por ciento–.

Asimismo, las regiones que se han visto en menor medida afectadas han sido Canarias –4,19 por ciento–, Galicia –4,97 por ciento–, Murcia –5,78 por ciento– y Baleares –7,09 por ciento–.

Panasaef ha presentado con motivo del Día de Todos los Santos un avance de los datos sectoriales tras la crisis sanitaria de la COVID-19, que tanto ha repercutido al negocio funerario. La radiografía analiza los datos del año 2020, en los que se han producido 492.930 defunciones en España, un 17,73 por ciento más que en el año anterior, en el que fallecieron 417.625 personas.

La media de fallecidos en España en 2020 ha sido de 1.350 personas al día. Como contraste, durante los primeros meses de la pandemia la media de defunciones llegó a subir hasta un 500% en ciudades como en la capital de España.

EL SECTOR FUNERARIO, EN CIFRAS

En relación con los cementerios, España cuenta con 17.682 cementerios para 8.126 municipios y el 99 por ciento son de propiedad municipal. El sector funerario lo componen unas 1.100 empresas públicas y privadas, que han facturado durante el 2020, 1.700 millones de euros.

El número de tanatorios o velatorios se mantiene en 2.525 instalaciones con 7.050 salas. Andalucía, Cataluña y Castilla Y León son las comunidades con mayor número.

Además, España dispone de 487 hornos crematorios, frente a los 464 del año anterior, y se sitúa en uno de los países de Europa con mayor número de estas instalaciones. Las Comunidades Autónomas con mayor censo de hornos crematorios son Andalucía (116), Valencia (54), Castilla y León (53) y Madrid (48). También resaltan las fuertes inversiones de las funerarias en filtros de emisiones a la atmósfera.

Esta tendencia se pliega a los hábitos funerarios de los españoles, con un aumento de las incineraciones en torno al 1 % 2020, tendencia reforzada por la pandemia. En 2020, las incineraciones totales han ascendido al 45,54 por ciento frente al 54,46 de inhumaciones. El porcentaje de incineraciones alcanza el 60 por ciento del total en las capitales de provincia, mientras que en las zonas rurales su incidencia es menor, un 39,8 por ciento.

En cuanto a las despedidas, aumenta el número de familias que optan por las ceremonias religiosas, 86,4 por ciento, frente al 13,6 que prefieren una ceremonia civil para despedir a sus seres queridos. Un dato motivado posiblemente por el periodo de pandemia.

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios ha aprovechado también el Día de Todos los Santos para rendir homenaje a las víctimas de la pandemia y a los fallecidos durante este año. Para ello, las empresas se unieron el viernes a un minuto de silencio y a un homenaje floral para fallecidos, familias y también profesionales del personal funerario