Aragón cifra en 12.000 las hectáreas anegadas y pide la declaración de zona catastrófica

Imagen de los campos anegados al norte de Zaragoza. Guardia Civil

El Gobierno de Aragón ha calculado que unas 12.000 hectáreas de cultivo se han visto afectadas hasta ahora en la provincia de Zaragoza por la crecida del río Ebro, ha afirmado este miércoles en rueda de prensa la consejera de Presidencia, Mayte Pérez.

Ha manifestado que el Gobierno de España «ha imprimido bastante ritmo dentro de la dificultad» para incoar los expedientes de indemnización a los perjudicados por la riada y que el Gobierno de Aragón quiere que lleguen «lo antes posible».

La consejera ha informado de que el Consejo de Gobierno ha tomado un acuerdo formal para solicitar al Ejecutivo central que declare el área afectada zona catastrófica para «facilitar la reparación de los daños causados lo antes posible». Ha recordado que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ya se ha comprometido en este sentido y que el Consejo de Ministros aprobará la declaración este viernes.

Mayte Pérez ha señalado que habrá que esperar a que finalice esta fase de emergencia para realizar un balance de daños más «objetivo, meticuloso y concienzudo», dejando claro que «las afecciones van a ser de magnitud» y paliarlas «requerirá un esfuerzo».

La consejera ha agradecido la actuación llevada a cabo por todas las Administraciones, destacando las Fuerzas de Seguridad y la Unidad Militar de Emergencias (UME), así como la DPZ y el Servicio de Protección Civil del Gobierno de Aragón y SARGA, poniendo de relieve la «entrega generosa» por su parte.

LAMINACIÓN

Mayte Pérez ha aprovechado para realzar «la magnífica labor que hacen los embalses para laminar el agua», también la limpieza de los ríos implementada por la CHE y el Gobierno de Aragón en aplicación del Plan Integral del Ebro de 2018, actuando en Sobradiel, Pina y Alcalá de Ebro. En Pradilla se actuó en 22 hectáreas de soto.

Ha comentado que el Departamento de Agricultura ha convocado este año, por primera vez, una Orden para llevar a cabo limpiezas selectivas y que el Ejecutivo está impulsando la Estrategia Ebro Resilience entre Pradilla y Fuentes de Ebro. Además, se van a poner en marcha «zonas de amortiguación» entre Osera y Fuentes con un presupuesto de un millón y medio de euros.

Ha recordado que en la riada de 2015 fueron evacuadas 1.500 personas y en esta ocasión, de manera preventiva, se han desalojado solo 23 viviendas en Novillas durante menos de 24 horas. Pérez ha elogiado el «comportamiento responsable» de la mayoría de los agricultores y ganaderos, por que se han desalojado las explotaciones cuando la DGA lo ha recomendado y los campos de cultivo han laminado el agua.