Aragón comunica 18 brotes de covid en las 266 residencias que ha vacunado

La vacuna de la COVID-19 llega esta semana a profesionales de los centros de salud y hospitales. - GOBIERNO DE ARAGÓN

La vacuna de la COVID-19 ha llegado esta semana a profesionales sanitarios de centros de salud de Aragón y podría hacerlo este fin de semana a los de los hospitales, tanto públicos, como privados. Hasta ahora, en la comunidad autónoma, se han vacunado unas 21.000 personas, principalmente, aquellas que viven en residencias de mayores y de personas discapacitadas y sus profesionales.

La DGA ha comunicado también que hay 18 brotes de covid en las residencias de la comunidad en las que se estaba vacunando a los internos y a los profesionales. registra actualmente brotes de covid en 18 residencias donde se estaba vacunando contra la enfermedad.  En estas residencias se continuará con el preceso de vacunación siempre y cuando los que hayan dado positivo estén aislados del resto de los residentes.

Así lo han explicado en rueda de prensa el director general de Asistencia Sanitaria del Gobierno de Aragón, José María Abad, el secretario general técnico del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, José Antonio Jiménez, y el jefe de servicio de Prevención y Promoción de la Salud del Ejecutivo autonómico, Luis Gascón.

Abad ha detallado que hasta este miércoles, 13 de enero, se han vacunado 20.956 personas en toda la comunidad autónoma, lo que supone el 82,46 por ciento de las dosis disponibles hasta ahora. De ellos, 1.173 son profesionales de centros de salud, 11.753 residentes y 6.788 trabajadores de residencias.

El porcentaje de trabajadores sociosanitarios y residentes vacunados, colectivos por los que se ha iniciado esta campaña, ya asciende al 67 por ciento del total de los previstos.

En total, la vacuna ha llegado a 266 centros de mayores y de personas con discapacidad –233 y 33, respectivamente–, es decir, a más del 81 por ciento del total, ha contado el secretario general técnico del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, José Antonio Jiménez.

De ellos, 49 centros de mayores son de la provincia de Huesca y siete de personas discapacitadas, 31 y seis en Teruel y 153 y 20 en Zaragoza, respectivamente. Están pendientes 61 centros, de ellos, 55 de mayores –siete en Huesca, ocho en y 40 en la de Zaragoza– y seis de personas con discapacidad –dos en Huesca, uno en Teruel y tres en Zaragoza–.

En total, han dado su consentimiento 27.500 personas de estos centros, 16.699 residentes y 10.936 trabajadores. Jiménez ha aportado el dato de que de los 669 residentes que inicialmente habían rechazado vacunarse, durante el proceso 77 han cambiado su voluntad y se han incorporado, y lo mismo ha ocurrido con 190 profesionales de
2.302 que habían dicho al principio que no querían hacerlo.

Igualmente, de las personas pendientes de expresar su intención, de 289 residentes que no se habían pronunciado, 34 finalmente se han vacunado y 203 de 468 trabajadores.

FINALIZACIÓN EN PRIMARIA Y RESIDENCIAS

La previsión es que el proceso de vacunación concluya en profesionales de atención primaria la semana que viene y en el servicio 061 y hospitales dentro de dos, habiendo alcanzado la próxima a un tercio de la plantilla de estos últimos, mientras que en residencias la fecha de finalización prevista es el 20 de enero.

«Esperamos que la primera semana de febrero esté finalizada la vacunación en profesionales sanitarios» y a partir de ahí se continuará «con el resto de grupos prioritarios», dependientes no institucionalizados y mayores de 80 años, ha apuntado Abad.

En el caso de los sanitarios, ha precisado que, en primer lugar, se va a administrar a quienes están más expuestos por trabajar en servicios de Urgencias, Intensivos, así como quienes están en plantas con pacientes con la COVID-19, y a quienes trabajan con «muestras peligrosas o de riesgo» o «realizan prácticas de especial riesgo» y luego el resto de profesionales sanitarios.

Por su parte, Jiménez ha contado que la valoración de la campaña en residencias es «moderadamente optimista», ha subrayado la «buena coordinación y funcionamiento» del sistema, la gestión de las voluntades y la planificación. Además, ha pedido «prudencia, rigor y moderación», así como «mantener todas las medidas de prevención» para evitar la propagación de la COVID-19, ya que la primera dosis «no garantiza la inmunidad» y con la segunda habrá que ver «los efectos y evolución de la situación epidemiológica».

«Hay que ser extremadamente cuidadosos y evitar infecciones que puedan impedir la inmunización de las personas más vulnerables y afectadas», ha remarcado. En este punto, ha explicado que cuando se ha detectado en un brote de la COVID-19 donde se estaba realizando la vacunación ésta se ha paralizado, con la intención de retomarla posteriormente.

SEGUNDA DOSIS

El jefe de servicio de Prevención y Promoción de la Salud del Gobierno de Aragón, Luis Gascón, ha indicado que la semana que viene se comenzará a administrar la segunda dosis de la vacuna en residencias, unas 2.000, y se suministrarán otras 4.000 primeras dosis.

Ha añadido que se inyectarán todas las dosis disponibles, incluidas las primeras 1.200 del laboratorio Moderna llegadas este miércoles, que irán destinadas en primer lugar a trabajadores del Hospital Clínico de Zaragoza, pues es donde se almacenan, para facilitar la logística.

Además de las ya señaladas, habrá 7.000 dosis para atención especializada y 2.500 en primaria, con las que se completará la primera dosis en estos últimos y unas 700 vacunas en centros psicogeriátricos.

De esta forma, la semana que viene se utilizarán unas 17.000 dosis, que se distribuirán el mismo lunes, quedando el stock a cero, si bien esa misma jornada llegará el envío semanal del Ministerio de Sanidad, que será de unas 14.000.

Gastón ha dicho que comienza un periodo «de gestión de la escasez«, en el que la logística de distribución se hará «más complicada» porque se van a ir incorporando nuevos grupos. Hasta ahora, «no ha habido ninguna incidencia digna de reseñar», ha añadido.

Respecto a los nuevos grupos de vacunación, el director general de Asistencia Sanitaria ha precisado que serán citados y acudirán al centro de salud a recibir la dosis o, si son dependientes que no puede salir de casa, se irá a sus domicilios. Ha añadido que cuando la campaña se extienda al grueso de la población, se crearán puntos de vacunación adicionales, si es preciso.

También ha comentado que en Aragón hay unos 35.000 profesionales sanitarios, 27.000 en la sanidad pública y unos 8.000 en la privada, si bien se ha pedido a estos últimos centros que les faciliten el número de profesionales para organizar su distribución, además de que también se ha de conocer el porcentaje de acepción de la vacuna, que «esperamos que sea alto».

EP