Aragón contesta al impuesto a las autovías: «Es injusto, una estafa, suena a tocomocho…»

El anunciado impuesto a las autovías por parte del Gobierno de España ha tenido un rechazo unánime en Aragón. A este rechazo se han sumado todos. Partidos políticos, instituciones, sindicatos.

El primero que ha dicho «no» es el El PSOE Aragón: «No necesitamos en estos momentos una tasa por el uso de infraestructuras, sino que se finalicen las infraestructuras pendientes y en eso está trabajando el Gobierno de Lambán codo a codo con el Gobierno de España».

El portavoz del grupo popular de las Cortes de Aragón en Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, Joaquín Juste, ha urgido al presidente del Gobierno autonómico, Javier Lambán, a exigir al Gobierno de España que retire esta su propuesta.

Juste ha apuntado que, de mantenerse en sus términos la propuesta que el Ejecutivo central ha enviado a la Comisión Europea, los turismos pagarán 0,09 euros por kilómetro, lo que supone 15,75 euros para el trayecto Teruel-Zaragoza, y los camiones 0,19 por kilómetro, con un total de 33,25 para el mismo recorrido, de manera que un camión que vaya todo el mes de una capital a otra tendrá que añadir a sus costes 1.400 euros mensuales, todo lo cual perjudica a empresas, autónomos y particulares, ha recalcado.

«Cualquier vecino de Calamocha que tenga que ir al médico a Teruel tendrá que pagar», lo que es «muy injusto», más cuando «ya pagamos un montón de impuestos y tasas por lo mismo, y las infraestructuras ya están pagadas», ha continuado Juste.

El grupo parlamentario de VOX en las Cortes de Aragón ha aseguradoque el impuesto por el uso de autovías es «una estafa a todos los españoles«.

VOX ha señalado que «ya pagamos suficientes impuestos por el uso de nuestros vehículos», rechazando esta propuesta «que quiere imponer el Gobierno social-comunista de Sánchez».

Por su parte, el sindicato Solidaridad ha expresado que este gravamen es «otra carga más para la clase trabajadora».

El diputado del Grupo Parlamentario de Cs, Carlos Ortas, ha considerado que la propuesta del Gobierno de España «suena a tocomocho» y ha propuesto «gastar de una forma más eficiente».