LA PANDEMIA EN ARAGÓN

Aragón estudia cerrar el interior de los bares y no descarta confinar la ciudad de Zaragoza si crece la curva de contagios

Interior de un bar. Freepik

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha informado de que debido al repunte de casos de coronavirus en la comunidad en los últimos días, «especialmente, en la provincia de Zaragoza«, no ha descartado «implementar nuevas medidas para conseguir contener esta quinta ola» durante la Semana Santa. En concreto, se ha referido a restricciones de horario para el sector del ocio y actividades no esenciales. También ha avanzado que nos se descarta volver a confinar poblaciones concretas si la curva de contagios sigue empeorando. Y ha señalado, en este sentido, a la ciudad de Zaragoza.

Sin embargo, no se ha previsto por parte del Departamento de Sanidad adelantar la hora del toque de queda, ni realizar cambios en los aforos actualmente establecidos.

Así lo ha manifestado este jueves, 25 de marzo, tras la presentación de la exposición ‘Goya en el hospital’, en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.

Repollés ha insistido en que el objetivo es que «esta subida sea más leve» y que se pueda controlar, «en especial, para el sistema sanitario «que todavía está muy comprometido».

Repollés ha aclarado que, en caso de producirse nuevas restricciones en estos días festivos, «no está contemplado, de momento, reanudar el confinamiento perimetral de las provincias», y que se moverán «en otros escenarios, probablemente horarios».

No obstante, la titular de Sanidad no ha desechado la posibilidad del cierre perimetral de la ciudad de Zaragoza: «Estamos contemplando otras posibilidades que no sean el confinamiento interprovincial, pero sí que es cierto que la provincia de Zaragoza, y concretamente, la ciudad de Zaragoza, como siempre ha sido y como es lógico por su volumen de actividad y de habitantes, es la que más nos preocupa».

RESTRICCIONES HOSTELERÍA

Este jueves, la Comisión de Salud Pública va a estudiar la posibilidad de endurecer las restricciones a los establecimientos hosteleros. En concreto, se plantea el cierre del interior de los bares y restaurantes si se supera la incidencia de 150 casos por 100.000 habitantes.

A este respecto, Repollés ha comentado que el Gobierno de Aragón ya publicó en noviembre de 2020 un decreto ley en el que se establecen tres niveles de alerta o intervención sanitaria: «Nosotros nos basamos en ese documento, con rango de ley, en el que ya hemos establecido la medida del cierre del interior de los bares –en el nivel 3 agravado– ligadas a unas incidencias que no son exactamente las que dice el Ministerio. Si se aprueba esa medida, no es de obligado cumplimiento. Es decir, Aragón ya tiene esa medida contemplada, ya la hemos tenido que implementar y seguiremos trabajando que actualmente tenemos publicada».

AGENCIAS