Aragón posee cerca de 400 rastreadores para labores de vigilancia epidemiológica

La delegada del Gobierno de España en Aragón, Pilar Alegría, y la consejera de Sanidad, Sira Repollés, visitan la unidad de vigilancia epidemiológica del Hospital Militar de Zaragoza. - EUROPA PRESS

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha manifestado que la Comunidad Autónoma posee cerca de 400 rastreadores realizando labores de vigilancia epidemiológica frente a la COVID-19. De ellos, 88 son militares del Ejército de Tierra y del Ejército del Aire, que trabajan desde este lunes, 5 de octubre, en el Hospital Militar de Zaragoza, en la unidad de vigilancia epidemiológica.

La delegada del Gobierno de España en Aragón, Pilar Alegría, junto a la consejera de Sanidad, Sira Repollés, el General de División Carlos Melero Claudio, y el Coronel médico director del Hospital Militar de Zaragoza, Juan Antonio Lara Garrido, han conocido este martes el trabajo de estos militares, que realizan sus trabajo de lunes a domingo.

Los 88 rastreadores provienen de la Brigada ‘Aragón I’, del Regimiento de Caballería ‘España’ y de la Base aérea de Zaragoza. Están liderados por la División ‘Castillejos’, en coordinación con el Gobierno de Aragón, y han sido formados para esta tarea.

En concreto, se encargan de notificar los negativos de las pruebas PCR que se hacen en Aragón –salvo los de los hospitales–, lo que supone contactar cada día con unas 3.000 personas. Su ubicación en el Hospital Militar agiliza las tareas, ya que este centro posee un acuerdo por el que está integrado en el Sistema Aragonés de Salud.

Estos rastreadores trabajan en cinco salas, con cuatro puestos cada una, en dos turnos de mañana y tarde, de 8.00 a 20.00 horas, de lunes a viernes y de 8.00 a 14.00 horas los fines de semana. Están en servicio para toda la Comunidad Autónoma y las tareas que tienen asignadas podrían ampliarse en labores de vigilancia y seguimiento en función de las necesidades que el Gobierno de Aragón vaya detectando.

La consejera de Sanidad ha precisado que estos militares reciben unos listados con la información necesaria para poder desempeñar su labor, si bien no tienen acceso a la historia clínica del paciente, asegurando la confidencialidad de la misma, y vuelcan su trabajo en una base de datos del Servicio Aragonés de Salud «para poder tener constancia» de su actuación.

ALIVIAR A LOS CENTROS DE SALUD

Sira Repollés ha explicado que la colaboración del Ejército está permitiendo «aliviar» a la atención primaria de un importante volumen de trabajo y ha aclarado que la formación recibida por estos rastreadores militares ha permitido constatar que su perfil es «perfecto» para esta tarea, al tiempo que ha agradecido «la entrega e implicación» del Ejército en este proyecto.

En fases próximas, estos profesionales podrían incorporarse a la investigación de contactos de aquellos pacientes que no tienen médico asignado en el sistema público de salud.

La delegada del Gobierno de España en Aragón, Pilar Alegría, ha recordado la importancia de la colaboración institucional para hacer frente al coronavirus porque «nos hace más fuertes a todos para luchar contra el enemigo común que es el virus» y por eso «no nos podemos permitir divisiones porque entonces nos debilitamos».

Alegría ha agradecido el trabajo realizado por las Fuerzas Armadas y ha indicado que en los meses del estado de alarma por la pandemia realizaron casi un millar de acciones en la Comunidad Autónoma, entre las que destacan las desinfecciones en residencias e instalaciones públicas, montaje de carpas o traslado de enfermos y alimentos, algo que «necesario y muy bien valorada por toda la ciudadanía».

PUENTE DEL PILAR

La delegada del Gobierno ha manifestado que durante el puente del Pilar van a estar activos en la capital aragonesa el cien por cien de los efectivos de los distintos cuerpos policiales, como se ha tratado este lunes en la Junta Local de Seguridad con el Ayuntamiento de Zaragoza.

Ha aclarado que actuarán no solamente en la ciudad, sino también en los barrios rurales, incluyendo la realización de controles de alcoholemia «en las principales vías». Asimismo, habrá una especial vigilancia en aquellos espacios «donde puede haber una mayor concentración de personas, tanto en la plaza del Pilar, zonas aledañas, riberas y los ocho parques», así como en la explanada de la plaza Eduardo Ibarra, donde «se ha observado durante estos fines semana una importante concentración de jóvenes» y «en los alrededores del centro de GranCasa», ha contado Alegría.

«Va a ser un dispositivo con un importante número de efectivos» en una situación extraordinaria por la pandemia para «controlar que no se celebre ningún tipo de fiesta», ha remarcado la delegada, que ha comunicado que el operativo «ya está organizado», pero «puede ser flexible» según «la evolución de estos días del puente».

Por otra parte, ha dado a conocer los últimos datos de la Policía Nacional, según los cuáles, tanto el pasado fin de semana, como el anterior se han formulado una media de unas 200 sanciones, en su mayoría por no llevar mascarilla y por exceso de aforo.

NUEVAS MEDIDAS

La consejera de Sanidad se ha referido por su parte a la actual situación de los confinamientos perimetrales y al paso a fase 2 de algunos municipios de Aragón. En concreto, a partir de las 00.00 horas de este miércoles, 7 de octubre, se aplica el confinamiento perimetral y la fase 2 a La Almunia de Doña Godina, la fase 2 en la ciudad de Huesca y sale del confinamiento perimetral Ejea de los Caballeros, que permanece en fase 2.

Por su parte, la ciudad de Zaragoza estará en fase 2 del 8 al 15 de octubre, coincidiendo con las fechas en las que se deberían celebrar las Fiestas del Pilar, suspendidas a causa de la pandemia.

La delegada del Gobierno ha apuntado que esta mañana se ha celebrado una Junta Local de Seguridad en La Almunia de Doña Godina con la presencia de la Guardia Civil y Policía Local «para establecer los mecanismos y los operativos para hacer ese control perimetral que ha funcionado en Ejea y que ahora tiene que trasladarse a La Almunia».

TEST DE ANTÍGENOS Y VACUNACIÓN

En otro orden de cosas, la consejera ha confirmado que los test de antígenos se han recibido este martes y se van a distribuir entre esta jornada y el miércoles en los centros de salud y esta semana ya se podrán empezar a utilizar.

En concreto, el Gobierno de Aragón va a destinar 100.000 test rápidos de antígenos a agilizar en el diagnóstico de la COVID-19 en pacientes con síntomas.

Sobre la vacunación de la gripe a niños a partir de los 6 años, ha dicho que el Departamento está «en permanente comunicación» con la Sociedad Española de Pediatría y con estos profesionales en la Comunidad Autónoma y «se valorarán las circunstancias, pero en principio no está contemplado».

AGENCIAS