Aragón recibe 100.000 test rápidos de antígenos, que comenzará a usar en pacientes sintomáticos

La consejera de Sanidad de Aragón, Sira Repollés, visita el almacén logístico del Servicio Aragonés de Salud, que ha recibido hoy 100.000 test rápidos de antígenos. - GOBIERNO DE ARAGÓN

Repollés dice que la situación epidemiológica de la COVID-19 en la Comunidad está «un poquito por encima de la media de España»

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha visitado este viernes, 9 de octubre, el almacén logístico del Servicio Aragonés de Salud (Salud), ubicado en la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza), donde se han recibido en esta jornada los 100.000 test rápidos de antígenos adquiridos por el Departamento y que van a comenzar a utilizarse de forma inmediata en personas que presentes síntomas de la COVID-19.

Repollés ha explicado, en declaraciones a los medios de comunicación, que ya se han enviado test al Hospital de Teruel, donde «me consta que ya han llegado» porque «ha sido el primer envío de esta mañana», de forma que «enseguida podrán empezarlos a utilizarlos y algún otro hospital de Zaragoza capital».

La consejera ha añadido que este viernes se van a repartir a los sectores sanitarios, destinándolos, en principio a los servicios de Urgencias de los hospitales «y, posiblemente a atención primaria» ya que inicialmente se van a utilizar «en aquellos pacientes que son sintomáticos, que son los que fundamentalmente van a urgencias o a la atención primaria».

No obstante, ha añadido que, «probablemente», «conforme vayan pasando los días y comprobemos cómo están funcionando, los podamos usar en muchas otras circunstancias, incluso para contactos o para rastreos de algún otro tipo».

Por su parte, el director del Centro de Gestión Integrada de Proyectos Corporativos, Jesús Olano, ha aclarado que entre este viernes y el próximo martes, 13 de octubre, se van a distribuir 69.000 de las 100.000 dosis recibidas, es decir, dos terceras partes del total, incluyendo también al servicio de urgencias y emergencias sanitarias 061. El resto se irán repartiendo «en función de las necesidades», ha dicho.

TEST DE ANTÍGENOS

La consejera ha indicado que los test rápidos de antígenos, que han adquirido a la casa comercial Abbott, «no tiene que ver con los test rápidos que utilizamos hace unos meses, que eran de anticuerpos», sino que éstos «poseen una sensibilidad mayor al 90 por ciento y una especificidad de más del 95 por ciento para la detección de casos» de coronavirus.

Además, si bien la toma de la muestra se realiza «exactamente igual» que para una prueba PCR, en vez de tener que procesarla «en un laboratorio con una maquinaria específica y tener un medio de transporte específico», se dispone «de un receptáculo y de un reactivo que permite, en un pocillo, depositar la muestra y en 15 o 20 minutos máximo tener el resultado», ha contado Repollés.

«Tiene prácticamente la misma sensibilidad y especificidad que la PCR, sobre todo en los primeros siete días tras el inicio de síntomas», algo que ocurre «en la mayoría de los pacientes», siendo la «inmediatez» su «principal potencialidad», mientras que su precio es de unos cinco euros, cuando una PCR es «mucho más cara», ha agregado la responsable sanitaria.

Los datos de los estudios sugieren que tiene una alta sensibilidad en pacientes sintomáticos y que en asintomáticos la sensibilidad también podría ser alta, según los datos preliminares del estudio de validación.

Repollés ha informado de que actualmente Aragón realiza unas 25.000 pruebas PCR a la semana y tiene capacidad para realizar hasta 5.000 PCR diarias. «Vamos a seguir haciéndolas, pero pienso que, con el paso del tiempo, cada vez más, se van a poder sustituir por este tipo de pruebas» de test rápidos de antígenos.

Al respecto, ha sostenido que según «cómo veamos que se están utilizando y de las reservas que tengamos, iremos haciéndose solicitudes de este tipo de test», bien a la casa comercial Abbot u a otras con las que también «se mantienen contactos».

SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA

La consejera ha reconocido que la situación epidemiológica de la COVID-19 en Aragón está «un poquito por encima de la media de España», de forma que si bien «no es alarmante, tampoco para bajar la guardia».

El número de contagios «es oscilante», ha continuado, y en el caso de la ciudad de Zaragoza la incidencia acumulada es superior a 300 casos por 100.000 habitantes, lo que unido al puente del Pilar y a que estos días «son significativos» para la capital aragonesa, puesto que se deberían celebrar sus fiestas patronales, suspendidas por la pandemia del coronavirus, han llevado al Departamento a tomar medidas «preventivas».

«Esperamos que con estas limitaciones», que son «restricciones flexibles de la fase 2, consigamos que no se incremente el número de contagios en las semanas siguientes», ha comentado la consejera.

«Son unas circunstancias en las cuales ni podemos relajarnos, ni bajar la guardia», ha incidido Repollés, para recordar que en otros municipios, como Huesca y La Almunia de Doña Godina (Zaragoza) se han adoptado medidas «reactivas» ante la situación epidemiológica. En esta última localidad, ha habido 892 casos por 100.000 habitantes la semana pasada, según la orden que decreta su paso a fase 2.

En la ciudad de Huesca, en la misma fecha, ha habido 324 casos por 100.000 habitantes, también según la orden de paso a fase 2, si bien las zonas de salud del Perpetuo Socorro y Santo Grial han registrado en las dos últimas semanas una incidencia que supera en ambas áreas los 700 casos por 100.000 habitantes. En la otra zona de salud de la ciudad de Huesca, Pirineos, las incidencias en las dos últimas han llegado a 491 casos por 100.000 habitantes en dos semanas.

EP