La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha anunciado la eliminación de las restricciones de horarios y aforos en todo tipo de establecimientos públicos de la comunidad, la recuperación del consumo en barra en la hostelería y, respecto al pasaporte COVID, ha dicho que solo será obligatorio para visitas a hospitales y centros sociales especiales, como las residencias de personas mayores.

En rueda de prensa, la consejera ha explicado que tanto en el exterior e interior de los establecimientos de hostelería, así como en comercios, piscinas, gimnasios, lugares de culto, espacios culturales y en celebraciones solo estarán vigentes las limitaciones que se recojan en las correspondientes licencias municipales.

Por su parte, los eventos multitudinarios de más de 500 personas en interior y mil en exterior requerirán de autorización previa, como hasta ahora.

Repollés ha indicado que estas medidas se adoptan ante el descenso de la incidencia de casos de coronavirus. Una orden recogerá la nueva situación, que se publicará este viernes, 4 de febrero, y entrará en vigor en esa misma jornada. El uso del pasaporte COVID para los citados ámbitos estará vigente hasta el 8 de marzo.

Además, la consejera de Sanidad se ha mostrado partidaria de eliminar la obligatoriedad del uso de la mascarilla en espacios exteriores «más pronto que tarde», si bien en interiores «sigue siendo necesaria».

En rueda de prensa, Repollés ha considerado «muy diferente» la utilidad de las mascarillas en interior que en exterior, donde «poco a poco habrá que ir pensando en quitarlas».

Respecto al cambio del protocolo COVID en centros educativos ante la reducción del número de contagios, la consejera ha apuntado que por ahora no ha cambiado. «Se sigue la estrategia nacional» y «no hacemos más que transcribir una norma general a nivel autonómico», ha apostillado.

Aragón suprime restricciones en horarios y aforos y deja el pasaporte COVID para visitas a enfermos ingresados en hospitales y residencias.
SALUD
GOBIERNO DE ARAGÓN