Aragón ya piensa en reducir horarios del ocio nocturno y cerrar las barras de los bares para frenar la ola de contagios

Un camarero en un local de ocio nocturno, antes de su cierre a medianoche. Juan Manuel Serrano Arce - Europa Press

El virus se ha vuelto a descontrolar en casi todas las comunidades autónomas y la situación en Aragón también empieza a ser alarmante. Este martes se han notificado en la comunidad aragonesa 346 nuevos positivos. Y la incidencia acumulada se ha disparado por encima de los 800 casos por 100.000 habitantes en la franja de población de 20 a 24 años. De los 346 casos casos notificados ayer, 211 son de población menor de 25 años.

Estos números no dejan demasiado margen y Sanidad Aragón ya está estudiando retroceder en las medidas de flexibilización que se pusieron en marcha el viernes pasado.

En principio, la DGA medita que los locales de ocio nocturno podrían ver reducido su horario de cierre a la 1.00 horas (ahora es a las 3.00), los bares y restaurantes podrían volver a cerrar a las 00.00 horas, es decir una hora antes que en la actualidad. También está previsto volver a prohibir el consumo en la barra de los bares.

En lo que se refiere a aforos, la situación podría mantenerse como hasta ahora, aunque tampoco se descarta volver a las condiciones que había en la fase 2: máximo 50% en interiores.

El frenazo en la desescalada afectará a todas la comunidades autónomas. Según han informado a Europa Press fuentes autonómicas, los técnicos de Sanidad consideran necesario tomar medidas «de manera urgente». Abogan por suprimir la celebración de los eventos multitudinarios si no se pueden garantizar el cumplimiento de las medidas de prevención, y señalan que la organización de estos eventos deberá estar sujeta a las recomendaciones incluidas en el documento de ‘Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19’.

Otras medidas que han propuesto los expertos del departamento que dirige la ministra Carolina Darias pasan por garantizar la disponibilidad de hoteles u otros recintos para la correcta realización de cuarentenas y aislamientos cuando no se pueda garantizar la realización de manera adecuada en su domicilio.