Imagen de archivo de la cincomarzada. Turismo de Aragón

El Ayuntamiento de la capital aragonesa y la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) se han reunido este jueves, 17 de febrero, para avanzar en los detalles técnicos y operativos de la organización de la fiesta popular de la Cincomarzada, tras haber sido autorizada su celebración por parte del Departamento de Sanidad del Gobierno autonómico.

A partir de la propuesta que hizo la FABZ y teniendo en cuenta las recomendaciones de las autoridades sanitarias ante la pandemia del coronavirus, la Cincomarzada tendrá lugar en el Parque del Tío Jorge, pero distará del modelo tradicional.

Las asociaciones y colectivos volverán a instalar sus puestos en el parque, en menor número, sin comida, ni bebida, donde se aconseja y pide el uso de la mascarilla. También habrá una zona de conciertos, y el Centro Cívico del Tío Jorge servirá para dar cobijo a las actividades culturales.

No tendrán lugar la gran comida popular y libre, que siempre se organizaba en el parque. De hecho, solo habrá tres zonas, valladas y perimetradas, donde podrá consumirse comida y bebida. Serán tres zonas de hostelería, con barras, sillas y mesas, con aforo controlado, destinados a la FABZ, a Unión Peñista y a Interpeñas, donde cada uno de estos colectivos será responsable de la gestión y control de dichos accesos y aforos.

El martes pasado, el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón autorizó la celebración de la Cincomarzada, el sábado, 5 de marzo, con un aforo máximo de 5.000 personas.

De esta forma, se ha aprobado el plan de contingencia presentado por la Federación de Asociaciones de Barrio de Zaragoza (FABZ), organizadora de este evento festivo y de ocio que se retoma este año después de que en 2021 se suspendiera por la pandemia de coronavirus.

CONDICIONES

La autorización de Sanidad, que ha llegado por correo a la FABZ, recoge el permiso para instalar las citadas tres barras, medida que, entre otras cosas, «evitará el botellón», ha colegido el presidente de la FABZ, Manuel Arnal.

De las tres barras, una será de la FABZ, otra de la Federación de Interpeñas y la tercera de la Unión Peñista. En las tres es donde se tendrá que consumir ya sea en la barra o en mesas para lo que estiman unas 600 personas sentadas y habrá que ver la disponibilidad de material.

Manuel Arnal ha comentado que la autorización de Sanidad recoge cambios sustanciales que están condicionados por la COVID-19. En este sentido, ha indicado que no habrá carpa y el escenario será al aire libre y se deberá usar mascarilla en caso de no poder mantener la distancia de seguridad.

Por su parte, las actividades infantiles tendrán que evitar la interacción entre los niños por lo que habrá una actuación dedicada a este público en el anfiteatro, pero tendrán que estar sentados. Asimismo, se mantienen los conciertos para adultos al aire libre y estará prohibido fumar.

Manuel Arnal ha declarado estar contento porque veía «muy dificultosa» la celebración de la Cincomarzada a raíz de la última orden del Gobierno de Aragón y ahora vemos que tenemos esa posibilidad».

No obstante, ha apuntado que el «handicap» es que el 5 de marzo es laborable –ya que el día festivo se ha trasladado al lunes, 7 de marzo–, lo que puede aminorar la afluencia de público, pero ha confiado en que el aforo sea constante y fluida la llegada de los ciudadanos.

La jornada comenzará con la tradicional ‘Marcha de los barrios’, que partiendo de los distintos distritos reunirá a sus asistentes en la plaza del Pilar para llegar al parque del Tío Jorge.