Autobús eléctrico de la línea 38 - EUROPA PRESS -

El Gobierno de Zaragoza, PP-Ciudadanos, ha quedado enterado, en su reunión de este jueves, de la sentencia firme por la que la concesionaria del transporte urbano de autobús, Avanza Zaragoza, debe abonar al Ayuntamiento 1.553.222,71 euros en concepto de abonos de transporte a sus trabajadores y sus familias.

Esta sentencia tiene su origen en un acuerdo del Gobierno de mayo de 2018, por el que se exigía a la concesionaria de transporte de bus urbano el pago de 2,4 millones de euros por este concepto –desde el inicio de la concesión hasta el 31 de diciembre de 2017–, al entender que es la empresa la que debe asumir el coste de los abonos de transporte facilitados a sus empleados.

Tras estimarse parcialmente los recursos interpuestos por Avanza, la cantidad definitivamente fijada deberá ser abonada por la empresa, ha precisado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.