Azcón tilda de «victoria histórica de los alcaldes» la pelea contra el Gobierno central

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, con el presidente del PP, Pablo Casado

ZARAGOZA, 10 Sep.

El portavoz del Grupo Popular en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha asegurado que el rechazo en el Congreso de los Diputados a convalidar el real decreto sobre los remanentes de los ayuntamientos es «sin duda alguna, una victoria histórica del municipalismo y los alcaldes».

El real decreto que recoge el acuerdo con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) sobre la cesión de los remanentes de los ayuntamientos, no se ha convalidado al lograr 193 votos en contra, frente a 156 síes.

Los alcaldes que se oponen a este real decreto exigen que el fondo COVID de 5.000 millones para los ayuntamientos sea incondicionado, como a las comunidades autónomas, y que no dependa de los remanentes, que en el caso de Zaragoza supone que percibiría cero euros al carecer de ahorros.

«Reclamábamos justicia y hemos conseguido aunar fuerzas políticas muy distintas porque los que reclamábamos era lo justo», ha resumido el también impulsor del Manifiesto en contra del Decreto Ley que incluye el acuerdo del Ministerio de Hacienda y la FEMP para el uso de los remanentes municipales.

En declaraciones a los medios de comunicación, Azcón ha explicado que este rechazo es «un paso en el camino» al señalar que se ha parado el real decreto que «no daba un solo euro a Zaragoza y es muy positivo para la ciudad pero el objetivo es que lleguen recursos a la ciudad para la hostelería que lo pasa mal, los autónomos y quien necesita ayudas para la alimentación».

Ha utilizado símil ciclista de que el rechazo parlamentario a este real decreto es «una meta volante, un paso mas» para avanzar que los alcaldes que se oponen a ese reparto seguirán trabajando para lo esencial que es que vengan ayudas a las ciudades.

REPARTO COMO A LAS CCAA

Tras decaer la convalidación del real decreto Azcón dicho que «hay que seguir hablando de las ayudas que necesitan los ayuntamientos» al argumentar que al rechazarse el real decreto «se hace justicia, pero se siguen necesitando ayudas», ha reiterado.

«Que el ministerio no se obceque y que no piense que nos tiene que castigar a los alcaldes que no pensamos absolutamente igual porque las ayudas que reclamábamos para los vecinos siguen siendo necesarias».

Por ello, le ha dicho a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero «tenemos la obligación de pactar y hablar porque queremos que esos millones de euros para resolver los problemas de las ciudades lleguen lo antes posible».

Asimismo, ha criticado que la ministra, durante su intervención en el Congreso de los Diputados, «no ha contado toda la verdad». Azcón ha relatado que el pasado agosto se le pidió diálogo primero por un grupo de 11 alcaldes que luego han sido 31 de 13 partidos distintos, menos del PSOE, que se han sumado a este rechazo al real decreto.

«Yo la llamé y en la conversación me dijo que solo hablaba con la FEMP y no quiso escuchar los que los alcaldes le teníamos que decir». Ha indicado que la propuesta que le trasladaron es la de consenso que votaron también los alcaldesa socialistas en la FEMP y que tiene la unanimidad de distintas fuerzas políticas. «Es la que se puede aprobar mañana y que supone una ayuda real para los ayuntamiento y vecinos en España».

Dicha propuesta supone distribuir un fondo de 5.000 millones de euros como se ha hecho a las Comunidades Autónomas, ha comparado Azcón. «No entiendo el regateo de la ministra ante la derrota en ciernes, pedimos que se tenga en cuenta el criterio de población en los municipios y creo que es lo más justo y equitativo», ha zanjado.

EP