Bomberos de la DPZ rescatan a un enfermo que viajaba en una ambulancia, atascada por la nieve en Azuara

Bomberos de la DPZ trasladan a un enfermo hasta el hospital, tras atascar su ambulancia en la nieve. - DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA

Bomberos de la Diputación de Zaragoza han trasladado, este domingo, 10 de enero, hasta el hospital Miguel Servet de la capital aragonesa a un enfermo tras atascar en la nieve la ambulancia que le transportaba, a la altura de Azuara.

En un principio esta persona iba a ser transportada por dicho vehículo sanitario, al que había que abrirle paso con una cuchilla quitanieves del parque de Cariñena, pero finalmente el hombre ha sido trasladado hasta Zaragoza en un vehículo de intervención rápida (VIR) de los propios bomberos.

Pasadas las 00.00 horas se ha recibido el aviso de que una persona presentaba un fuerte dolor en el pecho que podía deberse a un problema cardiaco.

Por ello, un vehículo de intervención rápida y un camión equipado con un cuchilla quitanieves se han desplazado hasta Belchite para abrir paso a la ambulancia hasta Azuara, donde iban a recoger a un médico, y desde allí seguir hasta Moyuela, donde se encontraba el enfermo.

En Azuara la ambulancia no ha podido continuar y el médico se ha montado en el VIR para continuar hasta Moyuela, siempre con la cuña quitanieves despejando la carretera. Una vez en esta localidad el enfermo se ha subido junto al médico en el vehículo de intervención rápida para trasladarse al hospital.

OTRAS ACTUACIONES

Por otro lado, este domingo los bomberos de la DPZ han acudido a limpiar el acceso a Malón para que los servicios sanitarios pudiesen trasladar a una persona con COVID-19 y también el de Monreal de Ariza, debido a que había que transportar a un fallecido.

También, a primera hora efectivos de la DPZ han trabajado en el arreglo de la caldera de la residencia de mayores de la Comarca del Aranda, ubicada en Illueca. La máquina se había estropeado y los residentes no disponían de calefacción ni de agua caliente.

Los bomberos voluntarios de Borja, además, han rescatado a una persona que había quedado atrapada en la CV-606, a dos kilómetros del santuario de la Misericordia, el Moncayo.

Los bomberos de la Diputación han trabajado también en labores de limpieza para despejar los accesos a la residencia de mayores de Caspe y a los polígonos industriales y granjas de La Almunia y Cariñena; en la salida de vía de un vehículo en Gallur; en la retirada de un árbol de La Muela; y en el saneamiento de los aleros de algunos edificios de Caspe que se habían desprendido por el temporal. Hasta el momento, no se han notificado incidencias importantes.

CARRETERAS

Además, el operativo especial puesto en marcha por la Diputación de Zaragoza por el paso de la borrasca Filomena sigue trabajando para despejar las carreteras cuya limpieza depende de la institución provincial.

Este sábado han llegado a unos 70 municipios, pero la intensidad del temporal obliga a tener que volver a despejar todas esas carreteras. Además, quedan algunas vías en las que todavía no se ha podido actuar y en las que se irá interviniendo conforme lo permitan las circunstancias.

«Aunque las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología hayan suprimido ya los avisos por nevadas en toda la provincia de Zaragoza, es importante recordar a los ciudadanos que sigan extremando las precauciones», ha destacado el diputado delegado del Servicio Provincial de Extinción de Incendios de la Diputación de Zaragoza, Alfredo Zaldívar.

«Es imprescindible que únicamente realicen aquellos desplazamientos que sean totalmente necesarios ya que, debido a las bajas temperaturas que se prevén para los próximos días, es posible que se formen placas de hielo en las vías y calles», ha añadido.

AGENCIAS