Bomberos de Zaragoza: «Ha habido mucha suerte tras caer parte de este balcón»

Los bomberos retiran parte de una estructura de ladrillo de un balcón de la calle Luis Vives de Zaragoza - AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Efectivos del Cuerpo de Bomberos de Zaragoza han realizado una intervención en la calle Luis Vives, a la altura del portal número 11, donde, poco después de las 12.00 horas, se ha producido el desprendimiento del forrado de ladrillo del frente de un balcón del cuarto piso del edificio, que ha provocado que una gran cantidad de escombros cayera sobre la acera, sin que hayan causado daños personales.

De hecho, y según han explican los propios bomberos, ha habido «realmente mucha suerte» porque una parte de los ladrillos que se han desprendido no han llegado a caer a la acera ya que han quedado sujetos por la armadura metálica interior que los sustentaba y se han desplomado sobre el balcón del tercer piso.

Aunque los daños aparentemente solo afectan a un balcón –con unos cuatro o cinco metros de longitud en total–, se ha procedido a realizar una primera revisión de urgencia de la fachada junto a técnicos del Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza.

En estos días, se realizarán inspecciones en profundidad para determinar el estado real de la misma, han informado desde el Ayuntamiento de Zaragoza.

Mientras tanto, y para prevenir accidentes, ha quedado vallada toda la acera lindante con la finca, tanto en la calle Luis Vives, como en la calle Santa Teresa. También ha quedado clausurado el garaje comunitario, ubicado en la vertical de la zona siniestrada y solo se permiten algunos pasos perpendiculares a la acera para acceso al edificio y a los locales de la planta calle.