La Policía Nacional en Jaca, imagen de archivo.

La Guardia Civil busca en la localidad oscense de Jaca y sus alrededores al presunto autor de un doble homicidio que habría tenido lugar en la localidad francesa de Tarbes, quien podría haber huido a España cruzando el puerto de Somport.

El sospechoso se llama Cédric Tauleygne, tiene 33 años y es nacido en la localidad francesa de Arles. Las autoridades francesas han avisado de la peligrosidad de este individuo, que podría ir fuertemente armado.

El operativo, formado por un importante numero de agentes, centra la búsqueda en el monte, en concreto en los alrededores de la ciudad y Jaca y en la Peña Oroel, al ser en las inmediaciones donde ha aparecido la motocicleta que le habría servicio para su huída.

La búsqueda se ha iniciado después de que este martes, a media mañana, la Guardia Civil haya recibido un aviso de la Gendarmería francesa en el que solicitaba ayuda, según ha podido saber Europa Press de fuentes de la investigación, que han preferido no aportar más datos al estar la operación en curso.

Las víctimas del doble crimen cometido en Tarbes son dos profesores, asesinados con arma de fuego la tarde del lunes. Se cree que detrás del suceso puede haber un móvil sentimental, según publica este martes Heraldo de Aragón en su página web.

Al presunto autor de los disparos se le vio huyendo del lugar del crimen en una motocicleta. La aparición de este vehículo en el entorno del monte Oroel es lo que ha dado la pista sobre la posible presencia del sospechoso. Los agentes españoles están peinando la zona, extremando las precauciones, ya que es una persona que utilizó una pistola y todavía podría ir armada.

De momento, no han trascendido más detalles acerca del viaje que realizó entre Tarbes y Jaca, a dos horas y media de distancia. Diversas fuentes han confirmado que la motocicleta con la que huía ha sido localizada por la zona de Oroel, el conocido paraje montañoso situado cerca de la capital jacetana.

Desde este lunes se busca al presunto autor de los disparos, que se dio a la fuga y que podría viajar en una motocicleta. El rastreo lo llevan a cabo gendarmes de los Altos Pirineos, con el apoyo de la Sección de Investigación de Toulouse.

La alerta la dio un vecino, que sospechó sobre los movimientos de un motorista cerca de la casa donde ocurrieron los hechos, ubicada en un camino. Cuando éste se fue, vio a una mujer tirada en el suelo, fuera de la casa y alertó a la Policía, que dentro descubrió el cadáver de un hombre, también con disparos.