La cosechadora ha quedado destruida - DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza (DPZ) han apagado este miércoles el fuego de una cosechadora que ha ardido a primera hora de esta tarde en la N-II a la altura del cruce de Gelsa y que ha quedado totalmente destruida.

El aviso se ha recibido sobre las 14.30 horas y el siniestro se ha producido cuando, por causas que se desconocen, la máquina se ha incendiado estando aparcada.

Han intervenido bomberos de la DPZ del parque de Caspe y bomberos voluntarios de Sástago