Cinco detenidos por robar 36 baterías de riego, causando graves daños a agricultores de Huesca

La ‘Operación Low Batteries’, llevada a cabo por agentes del Equipo ROCA de la Guardia Civil en Fraga, ha culminado con cinco detenidos y dos investigados, como supuestos autores de delitos de robo con fuerza en las cosas, hurto y pertenencia a grupo criminal, por apoderarse de 36 baterías en casetas de riego en las comarcas del Bajo y Medio Cinca.

Cuatro hombres y una mujer han sido arrestados, y dos varones más imputados, todos ellos con edades comprendidas entre los 30 y los 35 años. Son de nacionalidad extranjera y residen en la Comarca del Bajo Cinca.

Además, se han intervenido las 36 baterías sustraídas y un vehículo que eran utilizado en la comisión de los delitos. Tras la recuperación de las baterías sustraídas y la identificación de sus legítimos propietarios, se ha procedido a la devolución de las mismas.

La investigación se inició a raíz de la recepción de varias denuncias en el Puesto de la Guardia Civil de Candasnos y Alcolea de Cinca (Huesca) por robos de baterías de riego en marzo, causando gran alarma social entre los vecinos de esas demarcaciones.

Más allá del perjuicio económico que el robo de las baterías ha supuesto para los agricultores, los daños en los accesos a las casetas y la desconfiguración del sistema de riego, suponen una pérdida muy importante en las cosechas.

Los agentes de la Benemérita detuvieron en Fraga a tres de los posibles autores y a la investigación de otros dos, resultando que otros dos posibles implicados se habían trasladado hasta Aranda de Duero (Burgos), por lo que se solicitó la colaboración del Equipo Roca y de Policía Judicial de Aranda de Duero, procediendo igualmente a su detención.

El Juzgado de Instrucción número de Fraga ha decretado el ingreso en prisión de los detenidos, mientras que los investigados tienen la obligación de personarse ante la autoridad judicial cuando sean requeridos.

AGENCIAS