La Guardia Civil detuvo a la conductora que circuló por la A-2 en sentido contrario. Guardia Civil

La tarde del pasado lunes 7 de febrero se recibió  una llamada en la central de emergencias de Guardia Civil (062),  comunicando que un vehículo circulaba por la A2 con una conducción  anómala. Ante estos hechos se dio aviso a las patrullas próximas a la  zona para la localización del citado turismo. 

Poco después especialistas de Subsector de Tráfico de la Guardia Civil  de Zaragoza localizaron dicho vehículo circulando por el kilómetro 204 de  la A2 (término municipal de Contamina) observando al mismo tiempo las  maniobras anómalas en la conducción del mismo, por lo que los agentes,  mediante señales acústicas y luminosas, trataron de dar el alto al turismo  haciendo caso omiso a las mismas la conductora y emprendiendo la huida a gran velocidad, de manera temeraria, sin respetar distancias de  seguridad y poniendo en peligro concreto al resto de usuarios de la vía. 

Tras incorporarse al dispositivo de seguimiento varias patrullas la  conductora, a la altura de La Muela, detuvo su vehículo y comenzó a  circular en sentido contrario por la autovía, cruzándose con varios  usuarios y con uno de Guardia Civil que tuvo que realizar una maniobra  de manera evasiva para no colisionar con esta persona. 

Después de recorrer cinco kilómetros en sentido contrario el vehículo abandonó la autovía y se introdujo en el polígono industrial  El Sabinar (Épila) donde trató de ocultarse en el interior de la nave de una  empresa. En ese momento fue localizada y detenida por la Guardia Civil. 

Una vez sometida a las pruebas de alcohol y drogas, arrojó resultado  positivo en cocaína. A la detenida, una mujer de 36 años, de nacionalidad  española y vecina de Guadalajara, se le imputan dos delitos contra la  seguridad vial y uno de atentado a Agente de la Autoridad. Quedó a  disposición judicial tras la detención.