Dañado por el granizo todo el viñedo, la cereza y el melocotón de la Sierra de Vicort

Uno de los municipios a los que se ha acercado el presidente de la DPZ ha sido Santa Crurz de Grío - DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA) ha manifestado que el cien por cien de los viñedos, cerezos y melocotoneros de la Sierra de Vicort han resultado dañados por la granizada que ha afectado a este territorio en la tarde de este jueves.

La organización ha precisado que las afecciones se han registrado principalmente en la zona comprendida entre el Alto Jiloca, Campo Romanos y Sierra de Vicort, fruto de tormenta que se ha producido entre las 15.30 y 16.00 horas de este jueves, en una franja de unos tres kilómetros de ancho, «que ha descargado gran cantidad de granizo y de un tamaño considerable».

UAGA ha apuntado que todavía es «muy pronto» para hacer una valoración de los daños y contabilizar las hectáreas afectadas, entre otras cosas, porque los agricultores aún no han podido visitar todas las parcelas ya que debido a los torrentes que se han formado tras las lluvias de muchos caminos están intransitables.

No obstante, la estimación, en la Sierra de Vicort, se ha constatado que los daños han tenido lugar a ambos lados de la misma, por un lado, en la franja de Belmonte de Gracián a Sediles y, por otro, en Tobeb, Santa Cruz de Grío e Inogés.

En esta zona, los cultivos afectados son cereal, con daños en las parcelas que rondan el 70 %, así como los ya mencionados en cereza y melocotón del cien por cien, igual que en viñedos.

En menor medida, la tormenta también ha descargado algo de piedra en la línea de territorio de Montón, Fuentes de Jiloca, Miedes, Velilla y Maluenda. Entre esta franja y la Sierra de Vicort, se encuentra la localidad de Mara, donde las parcelas de cultivo también han sufrido daños de torno al 50 por ciento.

UAGA ha precisado que en el caso de la zona del Alto Jiloca y Campo Romanos los municipios con daños han sido Ferreruela de Huerva, Lechón, Cucalón, Villahermosa y Lanzuela. En muchos lugares, la acumulación del granizo ha alcanzado entre 25 y 30 centímetros y casi 24 horas después todavía quedaban restos de granizo.

Los cultivos afectados ha sido cereal –trigo y cebada– y leguminosas –yeros y guisantes–. Los agricultores esperaban este año «la cosecha del siglo», con muy buen rendimiento, de unos 2.200 kilos por hectárea.

En el caso de las tormentas registradas el domingo, 30 de mayo, y el martes 1 de junio, la mayor preocupación en estos momentos de los fruticultores y vitivinicultores de las Comarcas de Valdejalón y Cariñea, en concreto, de Ricla, Calatorao y Cariñena, es poder aplicar en las parcelas afectadas los tratamientos fungicidas oportunos para evitar la aparición de plagas.