Control de agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Zaragoza. - GUARDIA CIVIL

Agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Zaragoza han establecido, durante el pasado fin de semana, diferentes puntos de verificación de alcohol y drogas y 32 conductores han sido denunciados por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas o de sustancias estupefacientes.

En concreto, han sido detectados diez conductores con presencia de drogas en el organismo y otros 20 superando la tasa de alcohol permitida, de los cuales tres han sido investigados por un supuesto delito contra la seguridad vial al superar la tasa penal o negarse a la realización de la prueba.

Además, se ha investigado a un conductor que, tras sufrir un siniestro vial, arrojó una tasa de alcohol de 0,48 miligramos por litro de aire espirado (mg/l), dos veces por encima de la tasa permitida, y otro que circulaba por la A-2 en sentido contrario y que, tras realizarle la prueba de alcoholemia, arrojó una tasa de 0,90 mg/l.

La Guardia Civil ha reiterado, una vez más, que el consumo de alcohol y sustancias tóxicas y estupefacientes son incompatibles con la conducción y uso de cualquier tipo de vehículos, igual que lo recuerdan las diferentes campañas realizadas desde la Dirección General de Tráfico.