Cementerio de Torrero, en Zaragoza. - EP

El grupo municipal de Zaragoza en Común (ZeC) en el Ayuntamiento de Zaragoza ha criticado el «escandaloso amaño», que se ha producido en los exámenes de oposiciones a Oficial de Cementerio para el consistorio, llevados a cabo el 20 de noviembre de 2021 y ha pedido explicaciones y depurar responsabilidades respecto a «otro proceso oscuro más» en la gestión de personal de gobierno del alcalde, Jorge Azcón, quien ha replicado que se estudiará por los responsables de Recursos Humanos.

El concejal de ZeC, Alberto Cubero, ha exigido explicaciones y ha advertido de que si «no hay una depuración de responsabilidades, Azcón tiene que cesar inmediatamente a su concejal de personal».

Ha solicitado al Gobierno PP-Ciudadanos que ponga a disposición de la Fiscalía toda la información relativa a esta oposición por si de este amaño se pudiera derivar la comisión de un delito.

En cuanto al «amaño» de los exámenes, las respuestas correctas del cuestionario contenían marcas tipográficas, en concreto un punto al final de cada frase. Esto permitía acertar las preguntas marcadas a quienes supieran «la clave del punto». En concreto, ocho de las diez preguntas del temario general estaban marcadas, además de dos de reserva.

Los exámenes corresponden a la convocatoria de cuatro plazas de Oficial de Cementerio, dentro del turno de estabilización de empleo temporal de la Oferta de Empleo Público del 2018.

Tras recibir alegaciones, el Tribunal Calificador ha decidido anular las diez preguntas, reconociendo de facto que estaban marcadas. Sin embargo, a pesar de que se trataba del 80 por ciento de las preguntas del temario general, no se ha anulado el ejercicio entero.

Por ello, desde ZeC también se ha pedido anular todo el ejercicio ya que, por un lado, tiene la sombra del amaño y, por otro lado, no
respeta las bases de la convocatoria al no cumplirse el punto 6.2 que dice «un mínimo de 10 preguntas corresponderá a la parte primera del cuestionario» y finalmente sólo han quedado cinco preguntas de la parte primera del cuestionario incluyendo las de reserva.

Desde ZeC han dicho respaldar la petición de la Junta de Personal del Ayuntamiento que ha exigido al Gobierno la anulación del ejercicio y la apertura de un expediente que permita esclarecer los hechos y depurar, si procede, responsabilidades, han señalado en una nota de prensa.

PRESUNCIÓN DE INOCENCIA

El alcalde Azcón ha dicho desconocer este asunto que ha criticado ZeC, pero ha añadido que si el servicio de Recursos Humanos «tiene que estudiar algo se estudiará» y entonces se podrá opinar con datos. «Lo lógico es estudiar con los funcionarios que han participado en del tribunal de la oposición».

En declaraciones a los medios de comunicación, Azcón ha comentado: «Mi idea siempre es la presunción de inocencia y mas en funcionarios públicos. Una oposición es un proceso con un tribunal de funcionarios y son ellos los que dan la cara respondiendo de esos procesos y los –funcionarios– del Ayuntamiento de Zaragoza hacen una magnífica labor y suelen actuar conforme a la legalidad. Confío en ellos y, por eso hablo de la presunción de inocencia».