TRÁFICO DE DROGAS

Desmantelado este gran invernadero de marihuana en una nave de Fuentes de Ebro

La Policía Nacional desmantela una plantación de marihuana a gran escala en Fuentes de Ebro. - POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional ha desmantelado una plantación de marihuana a gran escala en una nave ubicada en la localidad zaragozana de Fuentes de Ebro. Las investigaciones han concluido con el arresto de cuatro individuos, Z.Z., de 43 años, J.J., de 35 años, D.M., de 45 años y N.O., de 31 años, como presuntos autores de un delito de tráfico de estupefacientes. Tras prestar declaración, el Juzgado de instrucción en funciones de Guardia ha ordenado el ingreso en prisión del responsable de la organización y la puesta en libertad de los tres restantes.

En elregistro se intervinieron 132,495 kilogramos de marihuana en forma de cogollo, perfectamente recolectada y envasada para su distribución y entrega a una tercera persona, que hubiera alcanzado en el mercado ilícito de estupefacientes un precio de venta de más de 230.000 euros. Si se considera que dicha sustancia estupefaciente estaba destinada a ser exportada a otros países, dicha valoración económica se hubiera triplicado.

Además se localizaron 1.886 pequeñas plantas de marihuana en pleno desarrollo, 2.475 macetas con los tallos recién cortados y 36 bolsas de basura conteniendo recortes y despojos de plantas que arrojaban un peso de 530 kilos.

Esto demuestra la continuidad de la actividad ilícita en el tiempo, ya que el período de crecimiento medio de este tipo de sustancia vegetal suele ser de tres meses, desde que se planta hasta su recolección, dejando entrever una estacionalidad en la labor ejercida por la organización.

La nave tenía una perfecta infraestructura, con dos cuadros eléctricos, una descogolladora de marihuana, 104 ventiladores, 54 lámparas de calor, dos aspiradoras para envasado, 50 bidones de fertilizante, cuatro aparatos de aire acondicionado, 120 macetas y otros útiles e instrumentos. La inversión logística, que contaba con medios técnicos de muy alta gama, está estimada en más de 300.000 euros.

La actividad ilícita de plantación, recolección y distribución de marihuana requiere para su comisión de una distribución de personas en muy diversas tareas, como la compra de semillas, la plantación y cuidado de las mismas, el envasado al vacío de la mercancía recolectada, su distribución a un punto de suministro y la ocultación del dinero obtenido por su venta para no ser detectado por las autoridades.

En este caso, se ha dado con un total de cuatro trabajadores, pero no se descarta la existencia de más miembros pertenecientes a esta organización criminal.

Asimismo, los agentes corroboraron y certificaron que estas personas estaban cometiendo también un delito de defraudación de fluido eléctrico.
La Policía Nacional ha contado que los cuatro hombres no se pudieron identificar hasta el momento de la detención, que se precipitó ante la sospecha de que pudiesen huir para evitar la actuación policial y judicial.