Desmantelado un «supermercado de drogas» con siete tipos de sustancias en el centro de Zaragoza

La Policía Nacional desmantela un punto de venta de droga dentro de un domicilio del Centro. - POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional han desmantelado un punto de venta de droga al menudeo, ubicado en el interior de un domicilio del distrito Centro de Zaragoza. La operación, en la que han participado agentes del Grupo de Tráfico Minorista de Estupefacientes, ha concluido con la detención de un hombre y una mujer, de 28 y 45 años, respectivamente, como presuntos autores de un delito de tráfico de estupefacientes.

El arresto ha tenido lugar este jueves, 22 de julio, aunque las investigaciones se iniciaron meses atrás cuando se tuvo conocimiento de que en un domicilio de la calle Doctor Blanco Cordero, al lado del Parque Bruil,  se podría estar distribuyendo, al por menor, pequeñas cantidades de droga.

Tras realizar las labores y gestiones pertinentes, los agentes constataron que se trataba de un punto de venta de droga al menudeo, por lo que solicitaron al correspondiente Juzgado de Instrucción un orden de entrada y registro en la citada vivienda.

Sobre las 08.00 horas, una vez autorizada, los intervinientes realizaron la entrada en el inmueble, procediendo a la detención de un varón que manifestó de manera voluntaria que todo lo que había en el domicilio era de su propiedad, y les indicó que en un armario de una habitación guardaban diversas sustancias.

Asimismo, se procedió al arresto de una mujer que fue reconocida por los agentes por su participación en los hechos investigados, como presunta autora de un delito de tráfico de estupefacientes.

En el registro se intervinieron 61 pastillas de Orfidal, 47 pastillas de MDMA, 9 sellos de LSD, 12,3 gramos de speed, 15,6 gramos de marihuana, 3 gramos de cocaína y 4,7 gramos de hachís, constituyéndose este piso como un auténtico «supermercado de la droga» en el que el consumidor podía adquirir cualquier tipo de sustancia.

Los dos responsables fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, quién tras oírlos en declaración decretó su inmediato ingreso en prisión.