Detenida otra banda de georgianos por entrar a robar en viviendas de Zaragoza

Detención de los ladrones georgianos. Policía Nacional

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón han detenido en Zaragoza a tres hombres de nacionalidad georgiana como presuntos responsables de varios robos con fuerza en domicilio y pertenencia a grupo criminal. El arresto se ha llevado a cabo el pasado 11 de julio.

Los tres detenidos, uno de ellos con numerosos antecedentes, han pasado esta mañana a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia.

Los robos con fuerza constituyen desde hace unos años, uno de los mayores problemas de la delincuencia organizada de carácter itinerante de este país, generando un grave problema que crea inseguridad subjetiva en los ciudadanos, ya que el bien violentado es uno de los más fundamentales donde se desarrolla la vida íntima.

El modus operandi de estas organizaciones consiste en seleccionar las viviendas, sobre todo en verano, Semana Santa, navidades y diferentes puentes. Una vez seleccionadas las viviendas, las marcan con pequeños señuelos de plástico o hilos de pegamento, para comprobar si los moradores se encuentran fuera de la ciudad y así poder perpetrar el robo.

Pero no sólo actúan en estos periodos vacacionales. Entre semana no emplean marcaje de puertas, sino que llaman a interfonos con alguna excusa o bien escuchan a través de la puerta, incluso pueden llegar a desmontar la mirilla. En estos casos seleccionan el objetivo en el momento y suelen actuar de mañanas, cuando muchos ciudadanos están trabajando.

Para la apertura de las puertas de las viviendas, los malhechores suelen utilizar artilugios especializados, propios de cerrajeros, para no causar daños aparentes en las cerraduras y no llamar la atención de posibles vecinos que puedan alertar a las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Como novedad, en estos robos, los autores forzaban el bombín de la puerta de una vivienda y posteriormente accedían a las viviendas colindantes, superiores e inferiores mediante escalo, utilizando incluso sábanas para ejecutarlo. También difiere del modus operandi de la anterior banda en que estos hombres se llevaban cualquier efecto que encontrasen en el domicilio, no sólo joyas y dinero.

CONSEJOS DE SEGURIDAD

En todo momento, cuando se llegue a su casa es importante inspeccionar las cerraduras y marcos de las puertas de tu vivienda o comunidad a fin de detectar alguno de los marcajes –plásticos pequeños o hilos de silicona–, sobre todo cuando se regrese de vacaciones.

Si se observa algún marcaje de los mencionados en su puerta, no lo debe quitar. Hay que llamar al 091 y acudirá al lugar una patrulla de la Policía Nacional que realizará una requisa en su vivienda o trastero y la del resto del vecindario.

Del mismo modo se debe alertar a la Policía Nacional si la puerta de su domicilio está abierta o una ventana rota.

Hay que intentar no dejar señales visibles de que su vivienda está desocupada, dejando a personas de confianza para recojan el correo o utilizando enchufes temporizadores de luz.

No hay que contar ni subir fotos sobre las vacaciones en las redes sociales. Tanto los propietarios como el conserje de la comunidad tienen que poner una atención especial a los accesos comunes al inmueble, deben permanecer cerrados siempre, dificultando la entrada a personas ajenas a la comunidad.