Imagen de munición, armas y dinero incautados. Guardia Civil

Agentes del Grupo de Información de la Guardia Civil de Huesca, en una operación conjunta con el Grupo de Información de la Guardia Civil de Granada, y en coordinación con la Jefatura de Información de la Guardia Civil de Madrid, han detenido a un hombre de 48 años, en la provincia oscense, y han investigado a un joven de 28 años, vecino de la provincia de Granada, por delitos de depósito y tráfico ilícito de munición, tenencia ilícita y contrabando de armas y contra la salud pública.

El Grupo de Información de la Guardia Civil de Huesca detectó, el pasado mes de abril, un paquete postal que contenía 445 cartuchos de munición metálica del calibre 22 LR, resultando que el remitente tenía domicilio en la provincia de Huesca y el destinatario en la provincia de Granada.

La Benemérita ha explicado en una nota de prensa que, en ese momento, se procedió a la investigado del remitente y se constató que poseía antecedentes policiales y tenía las licencias de armas denegadas. Por su parte, el destinatario, a pesar de disponer de licencia de armas en vigor y armas a su nombre, ninguna de ellas era apta para disparar munición del calibre 22LR.

Ante las sospechas fundadas de que se podría estar incurriendo en algún tipo de ilícito penal, se dio inicio a una operación por el Grupo de Información de la Guardia Civil de Huesca, que llevó a solicitar sendas entradas y registros en los domicilios de los implicados.

Cuando se iba a realizar la entrada en el domicilio de la provincia de Huesca, se detectó que uno de los posibles autores se marchaba del lugar con su vehículo, procediéndose a su detención de manera inmediata para evitar la destrucción de los posibles indicios, pruebas o efectos, hecho que tuvo lugar el pasado 16 de mayo.

Registros simultáneos

La Guardia Civil ha indicado que se realizaron de forma simultánea los registros en las provincias de Huesca y Granada, encontrándose en la provincia andaluza armas y municiones legalizadas y procediéndose a la investigación del sospechoso por un delito de depósito de munición en su modalidad de comercialización ilegal.

En el registro llevado a cabo en la provincia de Huesca, se intervino múltiple munición de distinto calibre, un silenciador artesano, un rifle con mira telescópica y silenciador, 22,130 kilogramos de cogollos de marihuana, 16 plantas de marihuana, una báscula de precisión, herramientas para mantenimiento de armas, 1.761 euros en metálico, un ordenador y un teléfono móvil.

Por todo lo relatado se procedió a la investigación de un varón de 28 años, vecino de la provincia de Granada, por su presunta implicación en el delito de tráfico y depósito de munición, y la detención de un varón de 48 años, vecino de la provincia de Huesca, como supuesto autor de los delitos de depósito y tráfico de munición, tenencia ilícita y contrabando de armas y contra la salud pública.

La operación que ha sido dirigida por el Grupo de Información de la Guardia Civil de Huesca, en colaboración con el Grupo de Información de la Guardia Civil de Granada, además de los anteriores ha participado personal de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) y de la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil de Huesca y patrullas de seguridad ciudadana de la Compañía, Equipo Básico de Información y Equipo Territorial de Policía Judicial, todos ellos de la Guardia Civil de Jaca.

El investigado en Granada quedó en libertad a disposición de la autoridad judicial y el detenido en Huesca, junto con las diligencias instruidas, fueron entregadas al Juzgado de Instrucción número 2 de Jaca, el cual decretó su puesta en libertad con cargos.