Imagen de la detención en Ejea. Guardia Civil.

La Guardia Civil ha detenido a un varón de 32 años en la localidad de Ejea de los Caballeros como presunto autor de de 10 delitos de robo con fuerza en las cosas cometidos en lavaderos de vehículos y área de servicio, ubicados en Ejea de los Caballeros, Pedrola y Tauste.

En marzo se interpusieron denuncias por robo con fuerza en varios establecimientos de lavado de vehículos en los que se había sustraído la recaudación de las máquinas de lavado y aspirador, tras haber sido forzadas con un objeto contundente.

Se pudo determinar que todos los robos se cometieron de madrugada y por la misma persona, la cual se trasladaba a los establecimientos con un vehículo de unas características específicas cuya matrícula ocultaba, en el mayor de los casos, con un vinilo para evitar su identificación.

Además se comprobó cómo el mismo autor hizo uso, en alguno de sus robos, de otro vehículo que pertenecía a una persona de su vínculo de amistades. Durante la investigación se tuvo conocimiento de la sustracción de unas placas de matrícula, cometido en un polígono industrial de Ejea de los Caballeros la madrugada del 20 de abril, a un vehículo estacionado en dicho lugar y de igual marca y modelo al utilizado en los robos anteriormente citados.

Dichas placas fueron utilizadas por el presunto autor de los ilícitos en el robo cometido esa misma noche en un lavadero ubicado en el mismo polígono, todo ello supuestamente para que, en el caso de ser identificado, la matrícula se correspondiera con el turismo de
misma marca y modelo y no levantar sospechas a los agentes.

Este hombre detenido, de 32 años, nacionalidad española y al que le constan antecedentes policiales, quedó a disposición judicial el pasado viernes, imputándole 10 delitos de robo con fuerza en las cosas, un delito de hurto de placas de matrícula y otro de falsificación de documento público al haber hecho uso de las citadas placas hurtadas.

Además fue denunciado, en el mes de marzo en Huesca, por una infracción administrativa muy grave al llevar, en el momento de su identificación, las placas de matrícula tapadas con un vinilo de color negro (idéntico al utilizado en la comisión de los robos).