La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 31 años por romper la mandíbula de un puñetazo a otra persona en la zona de ocio del Tubo, en Zaragoza, ha informado la Jefatura Superior de Aragón. El detenido es el presunto autor de un delito de lesiones graves.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada del día 14 de enero, cuando el encargado de un bar alertó a la Policía Nacional, indicando a los agentes que un amigo suyo acababa de recibir un puñetazo –que ha requerido una intervención quirúrgica– y señalando al presunto autor.

Los agentes se entrevistaron con todas las partes implicadas, manifestando estas durante la intervención que entre agresor y agredido había problemas anteriores y que este había propinado un puñetazo a la víctima, que en ese momento no se quejaba de lesión alguna, si bien fue derivado a los servicios médicos para ser sometido a una revisión.

Según la investigación policial, el autor acudió a la puerta de un pub y acometió al portero, con quien al parecer mantenía algún tipo de conflicto. Entre ambos intercedió la víctima, también trabajadora del local, recibiendo un puñetazo causante de las lesiones graves.

Una vez realizadas todas las gestiones pertinentes, el Grupo de Investigación detuvo al agresor como autor de un delito de lesiones graves, siendo puesto a disposición judicial, decretándose la libertad con cargos.

La víctima, tras ser intervenida quirúrgicamente, recibió el alta hospitalaria, personándose en dependencias policiales, donde prestó declaración.