Unos padres están siendo investigados por homicidio imprudente debido a la muerte se su bebé de tres meses, unos hechos ocurridos en la ciudad de Jaca (Huesca) el pasado 11 de marzo, según han informado fuentes policiales. Las primera hipótesis que barajan los agentes es que el bebé falleció tras ser zarandeado por sus padres.

Los progenitores, el padre de nacionalidad española y la madre boliviana, fueron detenidos tras ser denunciados por el centro médico al que llevaron al menor con una conmoción cerebral. Tras ser puestos a disposición del juzgado de instrucción fue decretada su puesta en libertad con cargos.

El bebé falleció en el Hospital Materno Infantil de Zaragoza, donde fue trasladado y donde murió al no poder superar las graves lesiones. El padre es español y la madre es de origen boliviano.

El grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Aragón se ha hecho cargo de la investigación.