Detenidos tres jóvenes por caza furtiva en Almudévar

Piezas incautadas en caza furtiva, en Almudévar (Huesca). - GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil de Huesca ha detenido a tres varones, vecinos de Huesca, de 18, 26 y 32 años, respectivamente, por caza furtiva, tras recibir un aviso sobre la presencia de varias personas en el interior de un coto de caza del municipio oscense de Almudévar, a pesar de ser un día inhábil para el ejercicio de esta actividad.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 28 de diciembre y la Benemérita intervino siete conejos, cuatro de los cuáles los portaban estos jóvenes y otros tres se encontraban en el interior del vehículo utilizado por estos, que estaba oculto en una zona de difícil acceso, ha informado la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil de Huesca.

Gracias a la colaboración ciudadana, agentes del SEPRONA de la Comandancia de Huesca acudieron al lugar, tras recibir el citado aviso, para la comprobación y verificación de los hechos, localizando a los tres jóvenes, que se encontraban cazando.

Portaban cuatro conejos que habían abatido y sus respectivas escopetas municionadas, listas para su uso. Tras requerirles la documentación perceptiva para el ejercicio de la caza, los agentes comprobaron que carecían de permiso o autorización del titular del coto.

VEHÍCULO OCULTO

La Guardia Civil localizó más tarde el vehículo en el que se habían trasladado hasta el lugar, en cuyo interior había otras tres piezas. El vehículo se hallaba oculto en una zona de difícil acceso y de poca visibilidad, entorpeciendo su localización por parte de los agentes en un primer momento.

Por todo esto, se detuvo a estos tres varones, como supuestos autores de un delito contra la fauna, así como a la incautación y retirada de las armas que portaban, las cuales quedaron depositadas en la Intervención de Armas y Explosivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca, por realizar el ejercicio de la caza de forma ilegal, habiendo abatido piezas de caza en un terreno sometido a régimen cinegético especial, en un día inhábil y careciendo de la autorización administrativa habilitante del titular del coto de caza.

Las diligencias instruidas por el SEPRONA de la Guardia Civil de Huesca fueron remitidas al Juzgado Decano de Huesca, quedando los detenidos en libertad con la obligación de presentarse ante la autoridad judicial, cuando sean requeridos para ello.

Los conejos abatidos fueron puestos a disposición de Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón para ser llevados a un comedero de aves necrófagas.