Día Mundial del Cáncer de Mama: 49.000 aragonesas invitadas a hacerse mamografías

Más de 49.000 mujeres han sido invitadas a participar este año en el programa de detección de cáncer de mama en Aragón, con una tasa de participación del 75,5%, cifra similar a la de los años anteriores, lo que implica que un total de 37.274 participantes se han realizado ya en 2021 la mamografía de cribado.

Hoy, con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, el Departamento de Sanidad recuerda la importancia de la detección precoz para luchar contra esta enfermedad, de la cual se diagnostican una media de 800 casos nuevos cada año en la comunidad. Participar en el cribado aumenta las posibilidades de detectar la patología en una fase preclínica, lo que mejora la efectividad del tratamiento respecto a un diagnóstico posterior. Así, gracias a las mamografías realizadas en este programa, indicado para mujeres entre los 50 y 69 años, la tasa de detección global se sitúa en 5,6 cánceres por 1.000 mujeres exploradas.

Por provincias, Teruel es la que mayor porcentaje de participación presenta, con el 84,4% de las mujeres citadas, frente al 74% de Zaragoza y el 76,7% de Huesca, porcentajes todos por encima del 70% recomendado.

Cabe recordar que el programa permaneció sin actividad desde el 15 de marzo hasta el 11 de mayo de 2020, como consecuencia de la pandemia de COVID-19. Este reanudó la actividad paulatinamente a finales de mayo y, en estos momentos, funciona con total normalidad.

Gracias a la detección precoz y a los avances en los tratamientos, se ha logrado reducir la mortalidad por este tipo de tumores en casi un 20% en los últimos años. El cáncer de mama ha pasado de tener el primer puesto entre los tumores más mortales entre las mujeres al segundo, ahora superado por el de tráquea, bronquio o pulmón. Aun así, la tasa de mortalidad por cáncer de mama es de 20,6 casos por cada 100.000 mujeres.

Radioterapia intraoperatoria

Los avances en la lucha contra el cáncer de mama han implicado también la extensión de técnicas a todo el territorio aragonés, como la implantación de la radioterapia intraoperatoria (RIO) en los hospitales aragoneses alejados de la capital, lo que ha supuesto una notable mejora en la calidad de vida y confort de las pacientes, a las que se da el tratamiento de radioterapia en sus hospitales de referencia durante la operación, evitando posteriores traslados a Zaragoza.

Desde mayo de 2019, en Huesca y Barbastro han podido beneficiarse de esta técnica 25 y 29 mujeres, respectivamente. En Teruel se ha realizado a 35 mujeres desde febrero de ese mismo año y en Alcañiz, a 20. Como último paso para la implantación en todo el territorio, el Hospital Ernest Lluch de Calatayud tiene previsto comenzar a aplicar la RIO a finales de este año.