Dos detenidos por los sabotajes a tres tranvías de Zaragoza que afectaron a 20.000 viajeros

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos hombres, de 45 y 50 años, como presuntos autores de un delito de daños ocasionados en las cabinas de tres convoyes del tranvía de Zaragoza, hechos que ocurrieron el pasado 16 de octubre.

La Jefatura Superior de Policía de Aragón ha informado en una nota de prensa de que el arresto de estas personas se produjo el 17 de diciembre.

Los investigadores de la Brigada de Información consideran que lo ocurrido se circunscriben en las reivindicaciones laborales derivadas de la convocatoria de huelga iniciada en los primeros meses del pasado año, «y que se ha agravado tras el verano, con episodios menores de sabotaje a los tranvías, como el lanzamiento de huevos al paso de los mismos, que también ocasionó retrasos en el servicio al tener que retirar los convoyes para su limpieza».

Los hechos tuvieron lugar el 16 de octubre, sobre las 18.00 horas, cuando fueron dañadas las cerraduras de las cabinas de cola de tres tranvías, vertiendo pegamento en las mismas.

Cuando los convoyes llegaron a final de línea y los conductores intentaron cambiar de cabina para iniciar el trayecto inverso, se encontraron con que no podían acceder a las mismas, suspendiendo el servicio, al tener que ser retirados los vehículos de la circulación hasta que se sustituyeron los mencionados bombines.

Los tranvías estuvieron fuera de servicio durante tres horas, creando «graves retrasos» en el servicio, afectando, según cálculos de la propia empresa, a más de 20.000 viajeros, mil de los cuales perdieron toda posibilidad de viajar a consecuencia de los hechos vandálicos, han apuntado las citadas fuentes.