Dos detenidos tras fugarse por una infracción de tráfico y allanar una casa en Alborge para esconderse

La Guardia Civil ha detenido a dos hombres, de nacionalidad española, tras darse a la fuga después de cometer una infracción de tráfico y de introducirse en una vivienda en la localidad zaragozana de Alborge para intentar huir de los agentes que les perseguían. A uno de los arrestados le constan cinco requisitorias judiciales de búsqueda y detención.

Estos dos hombres, de 39 y 47 años y con antecedentes policiales, han sido detenidos como presuntos autores de un delito de desobediencia grave a agente de la autoridad y otro de allanamiento de morada.

Además, la Guardia Civil ha encontrado en su domicilio diversos efectos procedentes de robos en fincas ganaderas y baterías de tractores, ha informado en una nota de prensa la Comandancia de la Guardia Civil en Zaragoza.

Tras ser puestos ambos a disposición judicial, se ha decretado el ingreso en prisión en el centro penitenciario de Zuera para el detenido sobre el que pesaban varias órdenes de detención.

Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado, 14 de agosto, cuando agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Alfajarín observaron, sobre las 17.00 horas, cómo un turismo cometía una infracción de tráfico al saltarse un stop en la carretera N-II, en el término municipal de Osera de Ebro.

El conductor del vehículo, ocupado por dos personas, hizo caso omiso a las indicaciones de los agentes para que se detuviese, emprendiendo la huida del lugar a gran velocidad, por lo que los guardias civiles iniciaron su persecución.

El turismo fue localizado en el municipio de Alborge, donde los ocupantes habían emprendido la huída a pie, tras abandonarlo en marcha. Las investigaciones realizadas por la Guardia Civil permitieron determinar la identidad de ambas personas, que residirían en esta población, por lo que se estableció un dispositivo en los exteriores del domicilio en el que vivían de alquiler.

ESCONDIDOS BAJO LAS CAMAS

Asimismo, los agentes iniciaron la revisión de los inmuebles colindantes, recibiendo el aviso del propietario de una vivienda contigua, quien, al regresar a su casa, había visto una luz encendida que él no había conectado antes de salir.

Ante la sospecha de que los fugados se encontrasen allí, los guardias civiles accedieron al domicilio, donde localizaron a los dos varones huidos, que estaban escondidos debajo de las camas de una de las habitaciones.

Los fugados habían accedido a la vivienda tras saltar el muro que delimita los patios colindantes y acceder por una ventana que se encontraba abierta.

Tras los arrestos, la Guardia Civil realizó un registro en el domicilio de los detenidos, en el que fueron hallados multitud de efectos al parecer procedentes de robos en fincas ganaderas y hurtos de baterías de tractores.

La investigación continúa abierta para determinar la procedencia de estos objetos para lo que se está analizando un total de 13 robos, de similares características, ocurridos en la zona en los últimos meses.

En esta intervención, han participado agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Alfajarín, de Seguridad Ciudadana de Quinto y Escatrón y efectivos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza.