El suceso ocurrió en este restaurante ubicado en la plaza del Portillo de Zaragoza. Gmaps

Dos agentes de la Policía Nacional, uno de ellos destinado en la Comisaría Provincial de Lleida y otro perteneciente a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Zaragoza, han salvado a un hombre de morir atragantado en el restaurante ‘El Mosquito’, en la plaza del Portillo de la capital aragonesa.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 30 de abril, cuando varios compañeros y amigos celebraban el ascenso de uno de ellos y observaron revuelo en una mesa cercana. Un hombre de mediana edad se levantaba y llevaba las manos a la garganta, al parecer se estaba ahogando después de atragantarse con la comida, según han indicado fuentes policiales.

Uno de los agentes se aproximó al varón y le practicó la maniobra Heimlich. Después de múltiples compresiones abdominales, el comensal expulsó algunas sustancias, pero continuaba ahogándose, por lo que el otro policía continuó con las compresiones hasta que arrojó un trozo de carne que le obstruía las vías respiratorias.

Tras estabilizar al afectado y comprobar que estaba fuera de peligro, los dos agentes se identificaron como miembros de la Policía Nacional.