El 3% de los trabajadores de residencias de mayores de Aragón no está vacunado contra la covid

María Victoria Broto visita el Hogar de Mayores del IASS de Valdefierro. GA

El 3 % de los trabajadores de residencias de mayores en Aragón no está vacunado contra la COVID-19, personas que, según una Instrucción del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno autonómico, deben realizarse una prueba cada 72 horas para evitar la propagación del coronavirus en estos establecimientos.

Así lo ha comunicado la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, quien ha considerado que todos estos trabajadores deberían estar vacunados «desde el punto de vista ético, personal, ciudadano y teniendo en cuenta cuál es el trabajo que llevan a cabo», si bien ha recordado que no se les puede obligar.

En declaraciones a los medios de comunicación, con motivo de su visita al Hogar de Mayores del Instituto Aragonés de Servicios Sociales en el barrio de Valdefierro de Zaragoza, ha sostenido que la prueba cada 72 horas, si no se está vacunado, es una medida de «seguridad», para «que no puedan contagiar la enfermedad».

Ha animado a estos trabajadores a vacunarse. «Es un derecho que tienen y que nos parece que deben ejercitar por ellos mismos, sus familias y las personas mayores», ha apostillado.

Broto ha indicado que esta Instrucción, como todas las decisiones que toma su Departamento en relación con el coronavirus, se ha realizado de acuerdo con el Departamento de Sanidad. Asimismo, ha pedido «responsabilidad» a los trabajadores que todavía no se han vacunado, igual que se pide a los jóvenes y otras personas porque se trata de proteger a quienes están en una mayor situación de riesgo.

La consejera ha informado que 52 residencias de personas mayores en Aragón tienen activo un brote la COVID-19, si bien en muchos casos solo hay un trabajador contagiado. Las personas afectadas, sumando residentes y empleados, son 484.