Estadio de La Romareda. EP

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha trasladado su preferencia por construir el nuevo campo de fútbol en el emplazamiento actual de La Romareda, aunque también ha destacado las ventajas de llevarlo al Actur, y se ha mostrado partidario de crear una sociedad para su gestión entre las administraciones que participen y el club del Real Zaragoza, siguiendo el ejemplo de San Mamés, en Bilbao.

Azcón ha recordado que la opción que menos le gustaba es la de San José y las que más pasan por la ciudad consolidada, ya construida, como el actual emplazamiento de La Romareda, espacio donde se presentó como candidato a la Alcaldía de Zaragoza en las elecciones de 2019 diciendo que su proyecto era hacer un nuevo campo en la actual Romareda.

«La opción que más me gusta es ese emplazamiento con una nueva Romareda que le de a la quinta ciudad de España el campo que necesita y merece».

Ha apuntado que el parking norte, en el distrito del Actur, tiene «buena conexión» con una parada del tranvía a 500 metros, conexiones viarias de «altísimas prestaciones» como la autopista muy cercana. «Sería una muy buena ubicación», ha opinado para apuntar que los suelos son públicos, del Gobierno de Aragón, si bien la construcción sería «más costosa» por la cercanía al río Ebro.

«Los que más me gustan son La Romareda, que es lo que quiere la inmensa mayoría de los zaragozanos y es lo que dije en su día. Me gusta también el Actur y muchos ciudadanos podrían ir andando a esta zona norte de la ciudad, pero mi opinión no va a ser decisiva».

Al respecto, ha señalado que el lunes, 26 de abril, el día en el que los grupos municipales darán a conocer sus preferencias de ubicación sobre el nuevo campo de fútbol. Ha confiado en que todos los grupos expresen sus mejores opciones, pero lo importante ha considerado que es la capacidad de llegar a un acuerdo.

«Me gusta La Romareda y me gustaría que fuera la opción de la mayoría de los zaragozanos y de los concejales y haré un esfuerzo por volver a armar un consenso en el Ayuntamiento para avanzar ante la posibilidad de que lograr el Mundial de Fútbol y los Juegos de Invierno, ambos en el 2030, porque están a la vuelta de la esquina». Ha confiado en que el diálogo y el consenso «decidan» donde hay que hacer el nuevo equipamiento.

«La mayoría prefiere La Romareda»

Dado que VOX también ha apostado por la Romareda, el regidor ha dicho que prefiere ser respetuoso con la decisión que comuniquen el resto de grupos municipales, pero ha comprobado que, a día de hoy, muchos grupos del espectro del centro izquierda y del espectro del centro derecha apuestan por La Romareda en la ubicación actual y ha citado: «el PP, ZeC, VOX y creo que Cs no me extrañaría que apostara por La Romareda». «No sabemos otras opiniones, pero la ubicación de La Romareda gana por goleada si nos atenemos a las opiniones de los grupos municipales, no solo los que están cerca del PP, sino los de antípodas, como ZeC»

Para el alcalde la decisión tiene que tener criterios técnicos y no solo ideológicos, ya que se tiene que tener en cuenta el modelo de ciudad, las conexiones de transporte, alta capacidad para vehículos privados y que haya un parking en el entorno, entre otros aspectos. «Cuando apostamos por La Romareda no se apuesta solo por lo que sentimentalmente puede gustarnos más, sino que los concejales opinan con un análisis técnico».

Acerca de su relación con los nuevos propietarios del club del Real Zaragoza ha reconocido que ha mantenido «algún contacto muy informal», pero no han abordado esta cuestión. A su parecer, el club está pendiente de que el Zaragoza está en la Segunda División y parece que, al igual que el Huesca, se alejan de los puestos de Play Off, pero «hay que consolidar la plaza en Segunda y quedar lo más alto posible», ha confiado.

«No voy a hacer una chapuza»

A su parecer, el nuevo grupo inversor que ha adquirido la mayoría de las acciones del Real Zaragoza tendrá que tomar decisiones económicas sobre el futuro del nuevo estadio. «Mi opinión es que haya diálogo fluido y permanente con el Real Zaragoza, que es una institución y el Ayuntamiento hablará para diseñar el futuro de La Romareda».

Sobre la fórmula de participación económica ha abundado en que «siempre ha dicho que el Real Zaragoza «tiene que formar parte de la decisión del nuevo campo» y ha recordado su viaje a Bilbao donde se ha hecho un «campo del futuro» y la gestión mediante una sociedad hace que «todo el mundo participe», no solo el Ayuntamiento de Zaragoza, sino el club y, por supuesto el Gobierno de Aragón, para que sea el campo «sea un proyecto de todos».

Azcón ha estimado que es posible tener un campo «cinco estrellas» acorde a lo que la ciudad necesita ante los Mundiales de Fútbol de 2030 y el acoger una de las ceremonias de inauguración o clausura de los Juegos de Invierno de 2030, eventos deportivos a los que aspira España y Aragón.

Primero hay que decidir la ubicación y luego hablar de más cosas, ha sintetizado, a la vez que ha agregado: «Por eso me gustaría crear una sociedad donde estemos todos y también el Gobierno de Aragón».

Para el alcalde el campo de fútbol tiene que ser acorde a la quinta ciudad de España y ha dejado claro lo siguiente: «Yo no voy a hacer una chapuza y me gustaría que si se juega en España el Mundial de Fútbol, Zaragoza tiene que ser una sede elegida porque tengamos uno de los mejores campos de España».