El barrio de Las Fuentes denuncia el estado del arbolado del parque Torre Ramona

Parque de Torre Ramona - ANSAR

ZARAGOZA, 13 Sep.

Las Asociaciones Vecinales Las Fuentes y Larrinaga-Montemolín, y la Asociación Naturalista de Aragón (ANSAR) han convocado una concentración para alertar del peligro de supervivencia en el que se encuentra una parte importante del arbolado del parque Torre Ramona, con motivo de las obras que se están llevando a cabo.

La concentración tendrá lugar este martes, 15 de septiembre, a las 12.00 horas, en la calle Petunia, junto al Centro de Salud Torre Ramona, en el distrito zaragozano de Las Fuentes.

Estos colectivos han explicado que ejemplares de chopos y plataneros acostumbrados a recibir el agua de los aspersores del césped han extendido sus raíces de manera superficial, lo que les «impide» llegar a la capa freática, sin que se hayan previsto medidas alternativas de riego.

«Existen indicios de vulneración de la Ordenanza Municipal de Protección del Arbolado Urbano», han considerado para calificar de «lamentable» el observar la falta de riego y por tanto estrés hídrico de los árboles, compactación y rotura de raíces, ramas desgarradas, acumulación de objetos bajo los olivos, árboles enterrados en tierra y piedras.

«Todo ello como consecuencia de prácticas que incumplen» la ordenanza municipal de protección del arbolado tal como se indica en su artículo 7, referido a la protección del arbolado en las obras», han apuntado en una nota de prensa.

«DESPRECIO TOTAL»

Dicho artículo reza: «Cuando se realicen obras públicas o privadas que puedan afectar al arbolado, bien por la propia ejecución de los trabajos o por el tránsito de maquinaria y vehículos en el entorno de un árbol, se deberán adoptar las medidas de protección necesarias para evitar daños en el tronco, raíces y ramas».

Ecologistas y vecinos han asegurado que la forma de proceder en el desarrollo de las obras «generará», probablemente, la muerte de muchos de estos árboles, denotando, una vez más, el «desprecio total», por parte del Servicio de Parques y Jardines, al arbolado de este parque e indirectamente al barrio.

«Todo ello se agrava ante una situación de emergencia climática en la que nos encontramos. No puede decirse que ya se plantarán nuevos árboles, que suele ser la respuesta municipal cuando los árboles enferman y hay que proceder a su tala».

En este sentido, han alertado de que la pérdida de ejemplares en el parque Torre Ramona, constituiría una «gran responsabilidad por parte de quienes pueden evitarlo y no están haciendo nada por impedirlo».

Las asociaciones han exigido una actuación inmediata que minimice las consecuencias de una actuación «negligente» y se asuman las responsabilidades a que haya lugar según las ordenanzas vigentes.

EP