El cementerio de Torrero registra unas 56.000 visitas frente a las 300.000 de años anteriores

Cementerio de Torrero (Zaragoza). - EUROPA PRESS - Archivo

El cementerio de Torrero de Zaragoza ha registrado, desde el 24 de octubre hasta el 2 de noviembre, 55.761 visitas, una cifra muy por debajo de las cerca de 300.000 personas que han acudido en años anteriores.

El lunes, día 26 de octubre ha sido la jornada que menos visitas se han contabilizado con 4.546 personas y un aforo máximo de 800 asistentes cuando está establecido en 6.000, que es el 25 por ciento de la capacidad del cementerio. El día de mayor afluencia, con 6.664 visitantes, ha sido el jueves 29 de octubre; mientras que el pasado domingo, día 1 de noviembre, se han contabilizado 5.448 personas con un aforo máximo, a las 12.00 horas, con 865 asistentes.

El consejero municipal de Urbanismo y Equipamientos del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, ha dado a conocer estos datos al ofrecer un balance sobre el operativo desplegado en el camposanto con motivo de la festividad de Todos los Santos, marcada por la pandemia del coronavirus.

RESPONSABILIDAD

«La ciudadanía ha vuelto a hacer un esfuerzo y ha demostrado un alto grado de responsabilidad», ha resumido Serrano para apuntar que Zaragoza, a lo largo de su historia «está acostumbrada a sufrir y de las abnegaciones hace un ejercicio de responsabilidad».

En rueda de prensa ha elogiado la «gran responsabilidad» de los ciudadanos atendiendo las recomendaciones del Ayuntamiento para no acudir de forma multitudinaria al cementerio. «Han demostrado responsabilidad, sacrificio y un alto grado de solidaridad por pensar en los demás».

En este contexto ha agregado lo siguiente: «Los zaragozanos somos un pueblo que sabe atender con prudencia y gran sentido de la responsabilidad estas especiales y dramáticas circunstancias que nos toca vivir». Ha dicho que este año, más que nunca, tenía sentido recordar a las personas que han fallecido, y pese a ello los ciudadanos «han demostrado gran capacidad de sacrificio».

Asimismo, Serrano ha alabado el esfuerzo de los funcionarios del Ayuntamiento y, especialmente de las brigadas del cementerio porque «con mucho trabajo, responsabilizad y cariño a su tareas han dimensionado su trabajo para que sea seguro el acceso y volver a ser ejemplo de responsabilidad y cumplimiento del deber».

«HAY CAPACIDAD»

Ante el aumento de fallecidos por la COVID-19 en esta segunda ola de contagios, Serrano ha asegurado que en la actualidad «hay capacidad» para seguir el procedimiento con normalidad tras constatar que la mortalidad ha crecido un 20 % en diez meses en Zaragoza, de los que ocho meses son de pandemia, ha precisado.

Ha contado que en la primera oleada no hubo problemas porque el cementerio y el operativo estaba bien dimensionado y los trabajadores hicieron ese esfuerzo «inmenso» al estar activas las instalaciones las 24 horas para prevenir contagios, tanto en los traslados como en enterramientos e incineraciones.

«Estas medidas no se han relajado y ni entre los mejores meses de ambas oleadas se han cambiado las medidas de la plantilla y la organización del trabajo».

Por ello, ha aventurado que no habrá problemas, pero ha recordado que este virus ha enseñado a ser prudentes con las previsiones. No obstante, ha transmitido tranquilidad a la población porque está todo bien dimensionado aunque el virus enseña «a ser humildes con las estimaciones».

EP