URBANISMO EN LA CAPITAL

El Centro Cívico de La Almozara se ampliará con la parcela anexa que alberga el antiguo ambulatorio

El Centro Cívico de La Almozara se ampliará con la parcela anexa que alberga el antiguo ambulatorio del barrio. - AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

El Centro Cívico de La Almozara ganará cerca de 7.300 metros cuadrados con la adecuación del edificio abandonado del antiguo centro de salud del barrio que está situado en la parcela contigua al actual equipamiento cívico.

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado en su última reunión someter a información pública, por plazo de 15 días, el proyecto de acondicionamiento del antiguo centro de salud de La Almozara para ampliar el centro cívico, cuyo presupuesto total asciende a la cantidad de 935.840,44 euros –IVA incluido--, y un plazo de ejecución de diez meses.

La antigua instalación sanitaria es una edificación en forma de peine con fecha de construcción de 1988 y consta de planta baja, primera y segunda, ha explicado el Ayuntamiento de la capital aragonesa en una nota de prensa.

Tanto la planta baja como la planta primera tienen unos 600 metros cuadrados y están interconectadas por una rampa de acceso y un ascensor. Las construcciones de la planta segunda, de menor superficie, son tres bloques independientes sin conexión conjunta con la planta primera y de difícil unión con la planta inferior, lo que limita su futuro uso público.

Según recoge el proyecto redactado por el Servicio de Arquitectura del Área de Urbanismo del Consistorio zaragozano, el edificio está en estado de abandono, con las instalaciones totalmente vandalizadas. Sin embargo, la distribución se encuentra en buen estado, con despachos independientes conectados dos a dos.

El edificio del antiguo ambulatorio tiene la mayor parte de los muros de carga y no es viable hacer grandes modificaciones en los espacios. No obstante, según el Ayuntamiento, la propuesta encaja perfectamente en el edificio.

El proyecto a realizar es la primera fase de una intervención global en el conjunto de los equipamientos municipales de la parcela. Esta primera parte consiste en una rehabilitación interior para dar un uso al edificio, ampliando los espacios del centro cívico, Junta de Distrito y Centro Municipal de Servicios Sociales.

AUTONOMÍA DEL EDIFICIO

De este modo, el edificio funcionará de manera autónoma e independiente del Centro Cívico, respetando el actual acceso por la calle Batalla de Almansa, disponiendo de una recepción conjunta en la planta baja, junto a la entrada.

En la planta baja se van a ubicar las dependencias de la propia Junta de Distrito, los servicios administrativos y el despacho del concejal del barrio. Así mismo, se van a realizar despachos para cada grupo político y una sala de juntas.

En la planta primera se encajará el programa completo de servicios sociales, con despachos individualizados interconectados, zona de archivo, salas de reuniones y salas de trabajo en grupo. Y la segunda planta, debido a la poca superficie utilizable, se va a acondicionar para uso restringido, no solo de instalaciones, sino también de almacén, archivo o incluso vestuario o zona de descanso.