El director médico del Clínico de Zaragoza: «Tenemos colapso total en la UCI»

Zona de acceso a la carpa de Urgencias instalada en el aparcamiento del Hospital Clínico de Zaragoza. - EUROPA PRESS

El director médico del Hospital Clínico Universitario ‘Lozano Blesa’ de Zaragoza, Joaquín Costán, ha reconocido que la situación de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro es de «un colapso prácticamente total», con 49 camas ocupadas de 51, de las que 38 están con enfermeros con la COVID-19 y el resto de otras patologías.

Así lo ha explicado en rueda de prensa, junto con el gerente del sector sanitario III y del Clínico, Ignacio Barrasa, la coordinadora de Urgencias, Beatriz Amores, y la directora de Enfermería, Elena Altarribas. Todos ellos han comparecido para informar sobre la puesta en marcha este lunes, 16 de noviembre, de una carpa auxiliar del servicio de Urgencias, que va a atender a unos 40 ó 50 pacientes leves al día, de lunes a viernes. El hospital atiende a una media diaria de 250 urgencias, de las que entre 45 y 50 son personas relacionadas con la COVID-19 y se producen entre 20 y 23 ingresos por jornada.

De las 800 camas de hospitalización convencional que posee el centro, 234 están reservadas para pacientes con coronavirus, en cuatro plantas –de la número 10 a la 13–, estando actualmente ocupadas 173 por personas con coronavirus. Además, el Clínico gestiona directamente 20 camas del centro COVID del barrio rural de Casetas, de las que 12 están ocupadas.

El gerente ha manifestado que el pico máximo en la ola actual tuvo lugar a finales de octubre y principios de noviembre, con hasta 300 urgencias diarias, llegando a 70 de pacientes con coronavirus o sospecha del mismo y con entre 30 y 33 ingresos en una jornada.

«Si los contagios de la COVID-19 siguen a este ritmo, habrá un tiempo que no podremos atender a los pacientes»

La coordinadora de Urgencias del Clínico, Beatriz Amores, ha manifestado que igual que el resto de hospitales «estamos mal» y si los contagios de la COVID-19 «siguen a este ritmo, habrá un tiempo que no podremos atender a los pacientes».

Por su parte, Costán ha contado que, en este momento, a diferencia de lo que ocurrió en la primera oleada, cuando el hospital solo atendía a pacientes con coronavirus, además de las patologías urgentes y enfermos oncológicos, «estamos mantenido una actividad quirúrgica bastante importante» y todo el personal se está esforzando «para atender todas las demandas de la población».

AGENCIAS