El glaciar aragonés de la Maladeta pierde otras 1,6 hectáreas en un año

EL glaciar de La Madaleta ha pasado de 50 hectáreas a las 20 actuales - CHE

El estudio del balance anual de La Maladeta (Huesca) que realiza la Confederación Hidrográfica del Ebro alcanza ya su edición número 30 con datos para el año hidrológico 2020-2021 que muestran una clara tendencia negativa y con algunos indicadores entre los peores de toda la serie. La superficie del glaciar es de 18,3 hectáreas, es decir 1,6 menos que el pasado año, y en 1991 alcanzaba las 50 hectáreas.

Con los trabajos de campo y el análisis del resultado, la CHE estudia la evolución y la relación con el factor nieve y el cambio climático y los datos obtenidos se incorporan a la base de datos mundial (actualizada anualmente) del World Glacier Monitoring System (WGMS).

Se observa además que en el presente año 2020-2021 han aparecido gran cantidad de grietas en la parte superior del glaciar, algunas de ellas de considerable anchura y profundidad. La línea de equilibrio, que separa las zonas de acumulación y ablación (pérdida), se sitúa por encima de la cota 3,200 (parte más alta del glaciar) lo que significa que el balance de masa del glaciar es negativo.

En la actualidad, la superficie del glaciar es de 18,3 hectáreas (1,6 hectáreas menos que el pasado año), lo que supone una disminución del 64% desde el comienzo de estas mediciones en 1991, cuando alcanzaba las 50. El frente de La Maladeta ha retrocedido unos 350 metros en estos 30 años.

Si se analizan los espesores de hielo, este año el hielo glaciar se ha reducido 223 centímetros de espesor medio (frente a los tan sólo 24 centímetros del pasado año), llegando a casi 3 metros en el frente del glaciar, según han informado desde la CHE.

El espesor medio perdido desde el año 1992 es de 25 metros. En el frente del glaciar, la pérdida de espesor alcanza los 50 metros en estas décadas.

La acumulación medida en el año hidrológico 2020-2021 es de 1.472 milímetros de agua equivalente, lo que se corresponde con el cuarto peor año de la serie.

Respecto a ablación (fusión), se ha detectado una pérdida de 3.411 mm de agua equivalente, lo que se corresponde con el sexto peor año de los medidos.