INFRAESTRUCTURAS

El gobierno de España reconoce oficialmente que Zaragoza es un referente logístico en el país

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, han inaugurado el tramo. - DGA.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha inaugurado este miércoles el tramo Figueruelas-Gallur de la autovía A-68 en un acto celebrado en el término municipal de Luceni (Zaragoza), junto con el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán. Ha afirmado que esta actuación permite «afianzar» a la provincia como «referente logístico».

En su intervención, Ábalos ha recordado que esta es una obra «largamente reivindicada» y representa la «apuesta firme» del Gobierno de España por el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, en este caso el carretero, haciendo notar que «supone avanzar en las conexiones» entre 10 millones de habitantes, un territorio donde se concentra el 21 por ciento del PIB español, al tiempo que mejora la conectividad de Aragón con las fachadas atlántica y mediterránea.

Ábalos ha apuntado que la inversión en este tramo, de 14 kilómetros, se ha elevado a 60 millones de euros, lo que ha permitido mejorar las condiciones de circulación, en especial la seguridad del tráfico.

Las obras del tramo de la Autovía A-68 entre Figueruelas y Gallur, han consistido en la duplicación de calzada y acondicionamiento del trazado de la carretera N-232 a lo largo de 14 kilómetros, que se unen a los 28 de la vía de gran capacidad ya en servicio entre Zaragoza y Figueruelas.

Estos tendrán continuidad con otros 15 kilómetros hasta Mallén, cuando finalicen las obras que el Mitma está ejecutando actualmente, de un nuevo tramo de autovía A-68 entre Gallur y Mallén.

La insistencia de los pueblos ha sido clave

El jefe del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, ha reconocido «el mérito» de los vecinos y alcaldes de estos municipios, quienes «tomaron las riendas de su propio destino» y pusieron en marcha un movimiento que secundaron los agentes sociales, los transportistas y la Comarca de la Ribera Alta del Ebro, concienciando «definitivamente» a la Administración General del Estado.

Ha recordado que, en 2006, el entonces ministro de Transportes, José Blanco, y el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, aprobaron la realización de los estudios informativos y ya «se percibía la clarísima intención del Gobierno de España de acometer esta obra, pero llegó la crisis de Lehman Brothers y las políticas presupuestarias cayeron en picado».

Ábalos ha inaugurado este miércoles una obra «estratégica» para España, ha continuado Lambán, quien ha destacado que mejora la conexión de Aragón con el Cantábrico y el Mediterráneo y será «fundamental para las pretensiones logísticas» de la región.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Las obras del tramo de la Autovía A-68 entre Figueruelas y Gallur, han consistido en la duplicación de calzada y acondicionamiento del trazado de la carretera N-232 a lo largo de 14 kilómetros, que se unen a los 28 de la vía de gran capacidad ya en servicio entre Zaragoza y Figueruelas.

Estos tendrán continuidad con otros 15 kilómetros hasta Mallén, cuando finalicen las obras que el Mitma está ejecutando actualmente, de un nuevo tramo de autovía A-68 entre Gallur y Mallén.

Esta nueva infraestructura introducirá mejoras tanto en la capacidad, en una vía con 13.000 vehículos diarios, de los que más del 50% son vehículos pesados, como en la seguridad, siendo ésta un factor muy importante debido a la alta siniestralidad del tramo, y en los tiempos de recorrido, de una importante conexión por carretera desde el nordeste hacia el norte de España y de gran importancia para la vertebración industrial y logística del corredor del Ebro.

El nuevo tramo de autovía, que en su mayor parte sigue el trazado de la carretera N-232, comienza al Oeste de la población de Figueruelas, atraviesa los términos municipales de Figueruelas, Pedrola, Luceni, Boquiñeni y Gallur, y finaliza tras superar la conexión con la carretera de acceso al polígono industrial de Monteblanco y el núcleo urbano de Gallur.