El Hospital Clínico de Zaragoza ya dispone de las 1.200 primeras dosis de la vacuna de Moderna contra la covid

Aragón recibe las 1.200 primeras dosis de la vacuna de Moderna frente a la COVID-19. - GOBIERNO DE ARAGÓN

Aragón acaba de recibir las primeras 1.200 dosis de la vacuna del laboratorio Moderna contra la COVID-19, que han sido entregadas en el Hospital Clínico Universitario ‘Lozano Blesa’ de Zaragoza, donde van a ser gestionadas por su Servicio de Farmacia. La previsión es que entre enero y febrero la comunidad autónoma reciba 19.600 dosis de esta vacuna, con la que se podrá inmunizar a unas 9.800 personas.

Los próximos envíos previstos son 1.700 dosis en la cuarta semana de enero, 4.200 en la primera de febrero y 12.500 en la tercera semana del mismo mes, ha informado el Gobierno de Aragón. Estas vacunas se incluirán en la programación semanal para ser administradas a los colectivos prioritarios.

La conservación de la vacuna se debe realizar a temperaturas de -20 grados centígrados y su transporte hacerse congelada en unos dispositivos especiales que mantienen esta temperatura. Una vez descongelada, hay debe tener una refrigeración de entre 2 y 8 grados, teniendo una vida útil en estas condiciones de un mes. Cada vial tiene diez dosis y no necesitan disolución.

La jefa de servicio de Farmacia del Clínico, Tránsito Salvador Gómez, ha recordado que es la segunda vacuna que llega a Aragón para el tratamiento de la infección por la COVID-19, tras la de Pfizer, y las dosis se recepcionan en el Servicio de Farmacia del Hospital Clínico Lozano Blesa, donde son «custodiadas y almacenadas».

Según ha contado, una de las diferencias fundamentales de la vacuna de Moderna respecto a la Pfizer es que esta última «tiene que estar a temperaturas de -60 y -90 grados Centígrados». «La vacuna estará almacenada en el Servicio de Farmacia hasta que se vuelva a poner en marcha toda la compleja red de distribución a los distintos puntos de vacunación de la comunidad autónoma», ha añadido.

Asimismo, la manipulación «también es ligeramente distinta» ya que se debe transportar a -20 grados Centígrados, «lo cual significa que llegará a los puntos de vacunación en contenedores adecuados, que garanticen la temperatura» para lo que «se utilizarán las mismas cajas que para la de Pfizer». «Lo único que va cambian son las acumuladores de frío, que son los que garantizan que se pueda mantener esa de temperatura», ha apostillado.