El hundimiento del parking de Plaza Salamero se debió a un «fallo constructivo»: hay que renovar la cubierta de forma urgente

Vallado y señales delante de las obras de la plaza Salamero - EUROPA PRESS - Archivo

El hundimiento del techo del parking de la plaza Salamero se debe a una «mala ejecución» de las obras de la concesionaria, según se desprende del informe técnico encargado por el área de Urbanismo tras colapsarse una parte de este estacionamiento subterráneo el pasado 21 de enero.

El consejero municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, ha dado a conocer dicho informe, que ya tiene la concesionaria, y que revela que se produjo un «fallo constructivo» derivado de un defecto de ejecución generaliza, por una colocación ineficaz de los refuerzos, frente al punzonamiento de la losa de la plaza sobre los apoyos de los pilares del parking».

El informe detecta un fallo constructivo en la losa que aconseja renovar toda la cubierta exterior del parking. «Lo que se hunde no es por el peso de la plaza, sino por la mala ejecución del proyecto de obra del parking que hizo la concesionaria», ha sintetizado Serrano.

El origen de los daños de la cubierta exterior de la plaza de Salamero están en la colocación ineficiente de la armadura, «que en algunas zona no había», y que ha provocado el hundimiento.

Serrano ha precisado que desde el punto de vista de la responsabilidad es importante porque se determina que «el peso de la plaza no ha influido en su hundimiento». «Es más, se ha producido el punzonamiento de los pilares en una zona de la plaza donde los rellenos de zona vegetal eran menos abundantes, con menos metros cúbicos y, en ningún caso, en un volumen superior al que el proyecto determinó en su día que iba a haber ahí». De este modo, si se hubiese ejecutado según estaba redactado el proyecto «no habría habido problemas», ha zanjado.

OBRAS ANTES DE FIN DE AÑO

Tras dejar claro que la responsabilidad del Ayuntamiento de Zaragoza «es ninguna», ha indicado que la plaza está totalmente levantada por lo que ha pedido disculpas a los vecinos para apuntar que, a partir de ahora, hay que tomar acciones concretas y urgentes.

El defecto de ejecución del proyecto «obliga a actuar con emergencia» tras el hundimiento del techo del parking para garantizar la seguridad inmediata de la plaza por lo que el vaciarla y replantar los olivos ha contribuido a que «no haya sido algo peor esa emergencia».

Ha añadido que los técnicos estudian la mejor manera de acometer las obras, cuyo informe estará en breve y cuando se tenga se actuará de inmediato. No obstante, ha aclarado que la actuación que se haga no permite simultanear las obras. Primero se trabajará sobre la losa que sustenta la plaza y luego se acometerá la construcción de la plaza nueva.

«Lo urgente», ha dicho, es actuar para reponer en estado de seguridad total la losa. «Me gustaría que esto no hubiese pasado con un parking debajo porque si solo fuese una remodelación las obras estarán terminadas porque habría sido más sencillo intervenir».

RESPONSABILIDAD

A colación ha subrayado: «Tenemos claro a quien corresponde la responsabilidad y tiene trascendencia que haya sido la deficiente o no ejecución del proyecto determinado en su día para construir el parking y la responsabilidad es de la concesionaria de la obra».

Serrano ha contado que con la empresa hay un «diálogo fluido» porque hay que entenderse entre ambas partes y ha recalcado «que los ciudadanos no tiene que tener duda de que si se decide, incluso en contra de los plazos, esclarecer lo que ha ocurrido vamos a defender hasta el último extremo legal la posición del Ayuntamiento de Zaragoza».

Ha apremiado a un entendimiento rápido con la concesionaria y, en caso contrario, el Ayuntamiento defenderá su intereses como crea de la forma más legítima. El responsable de Urbanismo ha apostillado que no puede permitir que la plaza siga así, y ha instado a empezar las obras de forma urgente porque hasta que no terminen no se puede trabajar en nuevo escenario de esta céntrica plaza de la ciudad.

Ha avanzado que las obras comenzarán en cuanto se pueda porque la situación es urgente y será en diciembre antes de que acabe el año. Donde ha habido fallo generalizado se tiene que reforzar y lo determinarán los técnicos.

NUEVA PLAZA

Sobre el aspecto futuro de la plaza, Víctor Serrano ha comentado que se intentará que sea lo más peatonal y verde posible, que sea un polo de atracción no solo para transitar por ella sino que apetezca ir y disponga de elementos infantiles y para personas mayores. Asimismo, se seguirá mantenido el parking, pero con otra configuración y accesos.

En cuanto a los costes ha dicho que se están evaluando, y el pago al ser una contratación por emergencia lo acometerá el Consistorio como administración pública y, luego «al no haber habido responsabilidad del Consistorio» se repercutirá el coste a la concesionaria y es uno de los asuntos que se tienen que hablar entre ambas partes.

«Hay que solucionar el problema, con el menor coste posible y hay margen de entendimiento con la empresa», ha considerado el consejero municipal de Urbanismo.

En su opinión, esta nueva plaza puede jugar un papel importante que refuerce los valores de la zona como la actuación prevista en la iglesia de Santiago para que de continuidad al entorno de las calles Pignatelli-Zamoray y «no cree una frontera».

Se ha limitado a indicar que en 2021 habrá una partida «importante» en el presupuesto y la cifra concreta ha preferido no ofrecerla porque depende de plazos de ejecución. Será una plaza innovadora, ha asegurado.

Asimismo, ha señalado que la concesión de este aparcamiento que está a punto de vencer se sacará a licitación en enero de 2021 porque la vigente «no se prorrogará de forma artificial y lo sabe la empresa».