Oficina del Instituto Aragonés de Empleo. - GOBIERNO DE ARAGÓN

El paro registrado en Aragón al finalizar el mes de enero ha registrado un aumento en 284 personas respecto a diciembre, de manera que la comunidad autónoma cuenta con 61.349 desempleados registrados en las oficinas públicas de empleo, un incremento del 0,47% mensual, según los datos publicados este miércoles por el Servicio Público de Empleo Estatal.

En un tono similar, en el conjunto de España, el paro registrado ha anotado en enero un aumento del 0,55% respecto a diciembre, hasta quedar en una cifra de 3.123.078 parados, es decir 17.173 más que el mes precedente, ha informado el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

En comparación con el mes de enero de 2021, el paro registrado en Aragón ha disminuido en 23.809 personas, lo que supone una caída del 27,96%. Se trata de la mayor bajada interanual del desempleo en la comunidad autónoma, tanto en número de personas, como en tasa anual, desde el inicio de la serie estadística en 1994. En España, el número de parados se ha aminorado en enero en 841.275 personas sobre el año anterior, el 21,22%.

Por provincias, el desempleo ha aumentado sobre diciembre en 298 personas en Huesca, el 3,78%, y en 98 personas en Teruel, el 1,91%, mientras que ha disminuido en Zaragoza en 112 personas, el -0,23. En término interanuales, se ha reducido en 4.031 personas en Huesca, el -33,01%, en 2.405, en Teruel, el -31,51%, y en 17.373 personas en Zaragoza, el -26,60.

El Gobierno de Aragón ha explicado que el paro registrado en enero siempre aumenta respecto a diciembre por motivos estacionales, tanto en la comunidad autónoma, como en el conjunto de España, debido a la finalización de contratos asociados a la campaña navideña. No obstante, en este mes de enero el incremento ha sido el más reducido de toda la serie histórica.

En el contexto autonómico, el paro registrado ha tenido aumentos mensuales en 14 de las 17 comunidades autónomas, disminuyendo en las tres restantes –Baleares, Comunidad Valenciana y Madrid–. En la ciudad autónoma de Ceuta ha crecido y en Melilla ha bajado.